19 de octubre de 2017
19.10.2017
Galardones

Ángela de la Cruz, Premio Nacional de Artes Plásticas

La artista gallega, que vive en Londres desde hace 30 años, destaca que lleva a Galicia "en su corazón"; también reafirma su apoyo al MARCO de Vigo y a su director; "es una lástima" lo que ocurre con esta institución, lamenta

20.10.2017 | 18:50
Retrato de la pintora gallega Ángela de la Cruz.

La gallega Ángela de la Cruz  desde ayer, Premio Nacional de Artes Plásticas 2017, está considerada una de las artistas internacionales que más comunica e innova con sus obras. Desde Londres, donde tiene su estudio, trabaja. Debido a su limitada movilidad a raíz de una hemorragia cerebral, debe encargar a otros que ejecuten sus obras. Echar mano de asistentes, no obstante, no es ajeno al arte contemporáneo. Damien Hirst también lo hace. Como él, De la Cruz busca la radicalidad pero con matices diferentes, sin tanto bombo y con el concepto y significado por encima de todo.

El jurado del Premio Nacional –que otorga el Ministerio de Cultura y que está dotado con 30.000 euros– le ha concedido el galardón, entre otras cosas, por esas piezas radicales. Desde la capital del Támesis, la artista respondía a FARO que "estoy de acuerdo con el jurado, mi obra es muy honesta. Tengo unas creencias muy firmes y a veces puede leerse como radical, pero la verdad es que no me importa. Es más, me parece fundamental, sobre todo, en estos momentos. A mí, me interesa fundamentalmente desarrollar mi lenguaje y es lo que sigo haciendo constantemente".
 
A sus 52 años de edad, esta mujer con coraje que a punto estuvo de ganar el Turner -de momento es la única española fi nalista del prestigioso Premio Turner (2010) por su exposición  After en Camden Arts Center- reconoce sentir "honor" por el galardón. "Supone una ayuda para continuar mi obra nueva. También supongo que es un reconocimiento en el ámbito español", añadió.
 
En Londres, lleva viviendo 30 años. No obstante, esto no la ha arrebatado de su país. El propio jurado, destacaba ayer que sobre su obra  "siempre ha mirado hacia España, con referencias a Velázquez, Zurbarán, Millares, Tàpies, Picasso o Goya", así como a su paisano, Valle-Inclán. "Es totalmente cierto. Hay –añadió a FARO– mucho de los grandes españoles de la pintura en mi obra pero no solo pintores, también me han influenciado mucho siempre los cineastas españoles. Desde Goya hasta Berlanga, pasando por Almodóvar. Ahora estoy obsesionada con el escritor Andrés Barba. Me interesa mucho la cultura en general: la moda, la arquitectura, el cine, la filosofia, etc...".
 
Respecto a las tres décadas alejada –aunque cada año visita su tierra– de Galicia, Ángela de la Cruz realiza un inciso emotivo: "Hace 30 años que vivo en Londres pero toda mi familia está en Galicia. Galicia siempre tiene y tendrá un sitio especial en mi cabeza y mi corazón".
 
Para demostrar lo conectada que está con la realidad artística y social gallega, De la Cruz lanza un alegato en favor del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO), a la deriva actualmente, ante la inminente marcha de su actual director y la falta de convocatoria de un concurso para cubrir su plaza. " Es una lástima lo ocurrido en el MARCO de Vigo y, desde aquí, quiero darle todo mi apoyo a Iñaki Martínez. Por desgracia, las instituciones públicas en España están demasiado politizadas y este hecho, no ayuda al desarrollo de la cultura en España".

La limitación física de Ángela de la Cruz surgió a raíz de  una hemorragia cerebral, cuya recuperación supuso una larga estancia en el hospital. La primera obra que realizó tras la dolencia fue ' Deflated' (2009-2011), un lienzo sin bastidor que cuelga de un tornillo como si de un abrigo se tratara.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine