14 de junio de 2016
14.06.2016

Humor y música contra la prostitución

La Cuerda representa "Teatro Chevalier" a beneficio de la asociación viguesa Faraxa

14.06.2016 | 02:34
El grupo La Cuerda, en un momento del montaje musical "Teatro Chevalier". // FdV

El Teatro Chevalier no vive sus mejores momentos. El cine ha irrumpido con fuerza, y actores y empleados temen por su futuro. Este es el punto de partida de la comedia musical que La Cuerda pondrá en escena en el Auditorio Municipal de Vigo el próximo domingo. "Teatro Chevalier" no solo hará reír al público, sino que aportará su granito de arena a la lucha contra la prostitución, ya que se trata de una función benéfica a favor de la asociación contra la tatra de personas Faraxa.

El grupo de teatro musical aficionado La Cuerda actuará por primera vez en el Auditorio Municipal de Vigo el próximo domingo (20.30 horas) con su espectáculo "Teatro Chevalier", en una función a beneficio de la asociación viguesa contra la trata de personas Faraxa. Según la directora de La Cuerda, Carmen Rosende, los integrantes de la compañía, que es mayoritariamente femenina, tienen especial sensibilidad hacia la lacra que supone la prostitución, y que por este motivo decidieron ofrecer una función benéfica. "La prostitución es un grave problema, que afecta fundamentalmente a las mujeres, y que creemos que debería abolirse, y por eso decidimos colaborar de esta manera", asegura esta profesora de canto. La labor que desarrolla este colectivo llegó a oídos de Rosende a través de una de las voces del coro que dirige, Elasong Coro, que colabora en Faraxa.

"Teatro Chevalier" es el segundo espectáculo de La Cuerda, grupo fundado en octubre de 2014 y que agrupa cantantes y actores aficionados de todas las edades. "Nuestro miembro más joven tiene 15 años y los mayores están ya jubilados", explica. En este montaje, cuyo guion y música firman Carmen Rosende y Alberto Sánchez, está ambientado en un teatro de principios del siglo pasado venido a menos desde la apertura de un cine próximo. La coreografía de este montaje es de Beatriz Mohedano y Lara Giménez. Quince artistas aficionados dan vida a los distintos personajes de una obra que aúna música con humor.

Y es que el humor es una parte importante de las obras de La Cuerda ya que, según su directora, este género resulta más sencillo cuando se trabaja con actores aficionados. Rosende reconoce que está muy satisfecha de la calidad actoral de los integrantes del grupo y que todos han mejorado también sus dotes musicales. "Ensayamos dos horas los miércoles y una de las clases la dedicamos a técnica vocal, y el avance es impresionante", dice.

Internet se ha convertido en un aliado perfecto para este grupo de actores aficionados, ya que a través de correo electrónico, Rosende puede hacer llegar a sus alumnos tanto las canciones como los textos, para que los estudien en casa, como las coreografías. "Una de las cosas que se necesitan para estar en un grupo aficionado es dedicación porque tienes que comprometerte con una obra para no dejar tirados a tus compañeros", comenta.

Probablemente la representación de este domingo en Vigo sea la última de "Teatro Chevalier", ya que La Cuerda está inmerso en su próximo montaje, otra comedia musical escrita por Rosende y Sánchez, que tendrá el programa "Luar" de la TVG como protagonista. "Desde luego hay que estudiar en casa porque el teatro musical tiene la dificultad añadida de que no solo hay que actuar, sino también cantar y bailar al mismo tiempo", explica su directora, que espera ampliar sus integrantes el próximo curso. "Hacemos una prueba sencilla de nivel para saber si la persona coordina y afinar", explica Rosende, para quien montar y dirigir una obra con aficionados es complicado, asegura, pero también muy gratificante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine