La Xunta tramita la declaración BIC del mural de Lugrís de A Coruña

Los informes consideran este mural "de valor singular para el patrimonio cultural de Galicia"

30.03.2016 | 13:56
El mural de Lugrís en el antiguo Café Vecchio. // Carlos Pardellas

La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Xunta ha incoado expediente para la declaración de bien de interés cultural (BIC) de la pintura mural obra de Urbano Lugrís González ubicada en la calle Real de A Coruña.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy esta iniciativa tras la solicitud de declaración BIC realizada por la Asociación Cultural O Mural y teniendo en cuenta los informes emitidos tanto por los servicios técnicos de esta dirección general, como por el Consello da Cultura Gallega, la Real Academia Gallega de Bellas Artes y la Universidad de Santiago de Compostela. Todo ellos "resultan favorables a la tramitación" y consideran este mural "de valor singular para el patrimonio cultural de Galicia", añade el DOG. Por ello, primero se incoará el procedimiento para declarar bien de interés cultural la pintura mural Lugrís en el número 74-76 de la calle Real de A Coruña.

El expediente debe resolverse en el plazo máximo de veinte meses y, en caso de que no se consiga la declaración en dicho plazo, se producirá la caducidad del expediente si dentro de los sesenta días siguientes el Consello de la Xunta no aprueba el correspondiente decreto de declaración o si alguna persona solicita el archivo de las actuaciones.

Además, se procede a ordenar al Servicio de Planeamiento e Inventario que anote esta incoación de forma preventiva en el Registro de Bienes de Interés Cultural de Galicia y que se le comunique al Registro General del Estado de Bienes de Interés Cultural.

Con la incoación de este expediente se aplica "de forma inmediata y provisional" el régimen de protección que establece la Ley 8/1995, de 30 de octubre, del patrimonio cultural de Galicia, dada la naturaleza y las características del soporte de este mural.

Esta obra de la década de los cincuenta fue pintada para el salón de baile de una sala de fiestas de la Calle Real e, inicialmente, cubría una la altura de la planta baja y entreplanta. El local acogió posteriormente la sede del Banco Hispano-Suizo y el Banco de Vizcaya, aunque un cambio en la distribución de disposición de plantas afectó a su altura. Desde el año 1997 integró la decoración del Caffé Vecchio, que dispuso su distribución realzando la localización del mural y, actualmente, el local permanece cerrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine