Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obsolescencia programada no va con él

Se estrena en todo el mundo "Terminator: Destino oscuro", con Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger de nuevo en el reparto y actores españoles como el gallego Tristán Ulloa o Alicia Borrachero

Arnold Schwarzenegger, en "Terminator: Destino oscuro". // Fox

Los avances en la tecnología hacen que cada vez nos parezca menos de ciencia-ficción el futuro que plantea la franquicia "Terminator". Ahí están los robots de Boston Dynamics, capaces de dar volteretas y practicar el parkour, para recordarnos que la distopía de Skynet, lo de los máquinas que toman conciencia de sí mismas y se rebelan contra los humanos, quizá no sea tan descabellada. Han pasado 35 años desde la película original y "Terminator: Destino oscuro", la sexta entrega de la saga, parece recuperar las esencias de la dirigida por James Cameron en 1984. Algunos críticos la califican como la mejor desde "Terminator 2: El juicio final" (1991).

Después de 28 años, Cameron vuelve a la producción y Linda Hamilton al metraje. Ahora su personaje de Sarah Connor ayudará junto con Grace (una atlética Mackenzie Davis), una súper soldado mejorada del futuro, a una joven mexicana, Dani Ramos (Natalia Reyes) a huir de un Terminator altamente avanzado y letal, un Rev-9 interpretado por Gabriel Luna. Para ello recuperarán al viejo robot T-800, esto es, Arnold Schwarzenegger. "Me gustó la idea de seguir siendo una máquina de matar, de seguir siendo el Terminator, pero esta vez habiendo desarrollado una conciencia propia", ha dicho Arnold Schwarzenegger (72 años) de su papel.

El rodaje se realizó en localizaciones de EE UU y de España que recrearon México, y contó con varios actores españoles, como Alicia Borrachero ("Hospital Central"), la joven Stephanie Gil ("El ministerio del Tiempo"), Enrique Arce ("La casa de papel") o Tristán Ulloa ("Fariña"), que pasó 7 años de su adolescencia en Vigo. Su personaje, llamado Felipe Gandal, es secundario, pero podría tener bastante importancia en la trama, según han anticipado los fanáticos de la saga en la web TheTerminatorFans.com.

La película deja la puerta abierta a más entregas, así que su final no es un adiós, sino simplemente un "hasta la vista, baby". Otra cosa es que siga Schwarzenegger.

Compartir el artículo

stats