08 de septiembre de 2019
08.09.2019

Un cofre con 850.000 euros en Portugal destapó la nueva estructura de blanqueo de 'O Parido'

Autoridades lusas alertaron a España del ingreso del dinero en un banco por un abogado

08.09.2019 | 03:43
Un cofre con 850.000 euros en Portugal destapó la nueva estructura de blanqueo de 'O Parido'

Un cofre de madera con 850.000 euros que un abogado luso ingresó en su cuenta de una entidad bancaria en su país, destapó la nueva infraestructura de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico atribuida al arousano Juan Carlos Fernández Cores, "O Parido", que investiga la Audiencia Nacional y que llevó el pasado mes de mayo al embargo de bienes por tres millones de euros. Fernández Cores, considerado uno de los mayores narcos gallegos al frente de una organización de transportistas y lancheros está en prisión desde el 1 de enero de 2018 -se encontraba fugado al ser detenido- para cumplir dos condenas, una de 16 años por tráfico de cocaína a gran escala y, otra, de 3 años en la que fue sentenciado con sus padres por un delito de blanqueo.

La Sección Sexta de la Audiencia Nacional ha levantado el secreto de sumario de la investigación en marcha. En el procedimiento se recoge que las autoridades de Portugal alertaron a las españolas de que un abogado luso se presentó con 850.000 euros en efectivo para ingresarlos en su cuenta, y para justificar la operación alegó que su esposa había encontrado un documento redactado por el padre del letrado, ya fallecido, informando de los fondos "guardados en un cofre de madera". Una justificación vaga y poco creíble para las autoridades de ambos países que sospechan que se perseguía introducir en el sistema legal una ingente cantidad de dinero.

La investigación apunta que "O Parido" tuvo que establecer nuevas vías de blanqueo de capitales para ocultar su dinero entre 2012 y 2015, al ser desarticulada su estructura anterior por las actuaciones judiciales. Si antes fueron su padre y su madre quienes le ayudaron, en la nueva infraestructura se ven implicadas su exmujer, una antigua novia y su actual compañera sentimental, así como uno de sus hijos que habrían actuado como testaferros, a tenor de la instrucción sumarial abierta. En concreto se investigan cuatro operaciones: la inversión en el centro comercial A Ramallosa, incluida la propiedad del aparcamiento -que curiosamente coincide con el dinero hallado por el letrado portugués en el arcón- ; la compra de bajos comerciales en Vilagarcía, la adquisición de la mansión que la familia disfruta en A Cañiza y el terreno y la licencia de una gasolinera en Tenerife.

Como elemento común aparece la mercantil lusa Raimbowseasons e Vendas LDA, vinculada al abogado portugués investigado en la causa con Fernández Cores y su familia. El "modus operandi", según los autos, era la introducción de grandes cantidades de efectivo en cuentas bancarias en Portugal vinculadas al letrado y a la mercantil, que era utilizado para financiar adquisiciones de diferentes inmuebles vinculados a los familiares de "O Parido", pese a que según el informe patrimonial realizado "carecen de capacidad económica para hacerles frente".

Entre 2012 y 2015, según el procedimiento, las únicas operaciones realizadas en España por la mercantil -que realizó adquisiciones por debajo de los precios del valor del catastro y préstamos a las mujeres vinculadas sentimentalmente al narco para las inversiones que no se han devuelto,- se relacionan con los miembros del clan "sin que existan otras vinculaciones comerciales que den explicación al soporte financiero que el abogado luso prestó al entorno de Fernández Cores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook