07 de agosto de 2019
07.08.2019

Detectadas 'locuras' al volante en carreteras gallegas gracias a las redes sociales

Una joven circuló 2,5 kilómetros con un chico en el capó

07.08.2019 | 14:09
La joven circuló 2,5 kilómetros con le chico en el capó // GC

El rastreo por redes sociales, unido a la colaboración ciudadana, permite a Tráfico descubrir infracciones delictivas y administrativas, como la que se produjo el pasado 21 de julio en el ayuntamiento coruñés de Negreira cuando una conductora de 21 años circuló con otra persona colocada sobre el parabrisas del vehículo.

La joven condujo con el chico en el capó durante un tramo de 2,5 kilómetros de una carretera estrecha sin arcenes y con numerosas curvas. Por estos hechos, se le investiga como presunta autora de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.

El teniente coronel jefe del sector de la Agrupación de Tráfico de Galicia, Francisco Javier Molano, que ha dado cuenta de tal hecho en una rueda de prensa este miércoles en A Coruña, ha destacado la importancia del "patrullaje a través de internet", trabajo en el que también es importante, ha proseguido, "la colaboración ciudadana".

En su comparecencia ha agradecido expresamente a los "ciudadanos anónimos" que desinteresadamente les informan de estos delitos colgados en las redes" y que les ayudan a que "las carreteras estén más seguras".

El otro hecho del que ha dado cuenta es el de un vídeo viral de un conductor de 24 años en Ponteceso (A Coruña) que el 20 de julio realizó una conducción a una velocidad muy superior a la permitida, pues en una carretera limitada a 80 iba a 201 kilómetros por hora.

Gracias a la colaboración ciudadana, "se identificó a una persona que reside en estos momentos en Madrid" y ya ha sido condenada por este delito contra la seguridad vial a una pena de ocho meses de retirada del permiso de conducir y 480 euros de multa, ha concretado Molano.
Aunque este tipo de infracciones puede acarrear una sanción de tres a seis meses de prisión, el Juzgado de Instrucción de Carballo llegó a un acuerdo con el conductor para imponerle dicha pena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook