Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Díaz Juan: "Los 'Betas' evolucionaron más que los 'Chukis'; son más violentos y un grupo más cerrado"

"Hay 50 chicos identificados; y esto no acabó, se dio el golpe fuerte pero sigue la investigación"

Félix Díaz, jefe del puesto de la Guardia Civil de Baiona, ayer, en esta localidad pontevedresa. // C. Graña

Félix Díaz Juan es el jefe del puesto principal de Baiona-Nigrán de la Guardia Civil. De 46 años y con dos décadas y media de trayectoria en el Instituto Armado, que lo llevaron a estar destinado en países como Kosovo o Afganistán, así como en los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), desde hace tres años está en Val Miñor. Y desde su llegada, este puesto integrado por 41 agentes destaca por la cantidad e importancia de sus operativos. Dos de ellos, en los que este teniente fue impulsor e instructor de las diligencias, han logrado desarticular los dos únicos grupos de pandilleros detectados hasta ahora en la provincia de Pontevedra que intentaban emular a las bandas latinas. Primero fueron "Los Chukis". Ahora "Los Betas". "Y dejaremos un hilo de investigación abierto ya que si vemos de nuevo este proceder volveremos a actuar; en España es complicado que se implanten bandas latinas como en Sudamérica, porque aquí se detectan y se interviene rápidamente", afirma.

- En febrero de 2016 el puesto que dirige frenó la delincuencia de "Los Chukis". Ahora han vuelto a actuar contra un grupo muy similar, "Los Betas". ¿Cómo se llegó a ellos?

- La operación de "Los Chukis" explotó hace dos años y medio. Tras ello dejamos abierta una línea de investigación, de observación y seguimiento de los jóvenes y del modelo delictivo. Y detectamos a "Los Betas" en 2017. Un grupo de chicos sudamericanos con la excepción de algún marroquí, la mayoría dominicanos, que intentaban imitar el "Bloque 30", banda instaurada en República Dominicana. Al principio actuaban en Vigo, donde siempre han tenido su zona de reunión, pero a partir de este mayo, junio, julio... vimos que se trasladaban a Baiona, coincidiendo con el período estival. Y actuaban como en Vigo: van en grupo, acosan a chicos jóvenes, les agreden, les roban... Incluso lanzaban objetos a autobuses, deterioraban mobiliario urbano o destrozaban vehículos estacionados. Y al final del verano se fueron a Cangas, coincidiendo con las fiestas allí. Se movían por donde sabían que había jóvenes, que son a los que les roban.

- Y ven que son una banda...

- Empezamos a hilar lo que teníamos, y se hicieron detenciones e identificaciones puntuales. Pero lo importante era demostrar que actuaban como grupo criminal. No son delitos aislados, ya que siempre son los mismos, con idéntico proceder y van en grupo, que es una forma de intimidar. Y se ve una pequeña estructura, con unos cabecillas muy definidos. Cuando actuamos contra ellos, este 10 de octubre, ya estaban en fase de expansión, captando a más gente. Los detenidos e investigados son 15, pero en total fueron identificados 50 jóvenes ya que hay chicos que de una forma u otra estuvieron en contacto con "Los Betas", pero sin pertenecer al núcleo duro. Que la operación explotase ahora fue clave, sino esos chicos se irían uniendo de forma más intensa. El proceder era captar a gente a la que después no dejaban marchar.

- La forma de actuar es muy parecida, ¿no hay ninguna relación entre "Los Chukis" y "Los Betas"?

- Son dos grupos distintos. Algunos chicos que vinculamos con "Los Betas" tuvo relación con "Los Chukis", pero no es ninguno de los que ostenta un puesto importante en este nuevo grupo. La forma de actuar es la misma, pero "Los Betas" evolucionaron más: son más violentos, incluso vimos cómo se entrenaban pegándose entre ellos, y hay jóvenes con muchísimos antecedentes. Muchos chicos los conocían y les tenían pánico, cuesta que vengan a denunciarles por ese miedo. Y son un grupo más cerrado que "Los Chukis", también en redes sociales, al que era más difícil entrar: no identificamos a españoles, son sobre todo sudamericanos que se juntaban bajo esa idea de la "familia".

- ¿Cuáles son los siguientes pasos?

- La investigación nuestra contra "Los Betas" no acaba aquí. Dimos el golpe más fuerte, pero seguimos investigando. Este lunes hubo manifestaciones de víctimas, empiezan a salir más, a raíz de los objetos recuperados en los registros. Nos interesan mucho aquellos de los que había denuncias de sustracción: teléfonos móviles sobre todo, carteras, tablets, altavoces o también relojes y joyas. En este caso quiero mostrar mi agradecimiento al coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra [Jorge González Veiga], que puso a nuestra disposición todo lo que necesitáramos para el operativo. Y al Grupo de Información, hizo un trabajo fantástico. Y al juez, el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Vigo.

- Mientras siguen estas pesquisas, ¿qué saben de "Los Chukis"?

- Ese grupo está deshecho, ya no existe. Los que tenían muchos antecedentes están en prisión, otros que estaban menos implicados llevan vida normal y hay quien sigue delinquiendo, pero no como banda. En A Ramallosa (Nigrán), donde actuaban, volvió totalmente la tranquilidad.

Compartir el artículo

stats