15 de enero de 2017
15.01.2017

El 'sexting' vuelve a los institutos de Vigo con tres nuevos casos en los últimos días

Los jóvenes difunden a través de whatsapp fotos de otra chica desnuda

15.01.2017 | 02:15

Tras una avalancha de denuncias por extorsiones y chantajes sexuales que exigían dinero a cambio de la no publicación de vídeos subidos de tono, la Policía Nacional de Vigo registró en los últimos días hasta tres casos del popularmente conocido como 'sexting'. Este fenómeno consiste en el envío de fotografias en actitud provocativa a alguien de confianza pero que termina extendiéndose a diversos grupos.

Los adolescentes son los protagonistas más asiduos a esta práctica con el fin de seducir a sus parejas o solo por jactarse. El problema viene cuando el que las recibe decide difundirlas entre sus amigos de instituto o subirlas a Internet, tal vez tal vez por una ruptura o incluso por despecho. Muchos de estos casos, según destacan desde la comisaría viguesa, son provocados por exparejas de estos jóvenes en señal de venganza. A raíz del auge de las nuevas tecnologías y redes sociales, los delitos en Internet se han multiplicado. Las estafas son, sin lugar a duda, los ilícitos estrella a través de la red.

Destacan fuentes policiales que aunque los ciudadanos se han vuelto más prevacidos, las estafas en la compra de productos siguen copando el ranking de ilícitos en Internet. "Cierto es que cada vez hay menos, pero la cifra sigue siendo muy elevada. La gente procura comprar en sitios protegidos o a través de páginas en concreto pero aún así son muchos los que, especialmente en la venta de móviles, aprovechar para enviar cajas vacías o sin el contenido requerido", afirman fuentes consultadas. Destacan el caso de un estafador en Vigo que llegó a contar con hasta 500 denuncias y más de 2.000 personas perjudicadas.

Contra la integridad moral también son copiosos los casos que se detectan. Y es que aunque no te graben en vídeo en actitud provocativa, sí pueden hacer que tu imagen salga vinculada a ciertas prácticas sexuales. "Los fotomontajes están a la orden del día. Igual intentan extorsionarte con un vídeo sexual y a la persona en cuestión no le importa lo más mínimo. Entonces lo que hacen es colocar tu imagen visionando pornografía infantil o en alguna escena semejante", añaden fuentes policiales.

Sin prisión

Ante esta situación alertan que "lo primero es avisar a tus contactos que probablemente reciban este correo y lo siguiente es denunciar", aunque advierten también que en muy pocos casos estos extorsionadores, al ser principalmente de países extranjeros, terminan en prisión. "Cada vez hay un consenso mayor sobre este tema y los juzgados de cada país trabajan en conjunto para aplacar este tipo de extorsión, que al final no deja de ser un ilícito penal", sostienen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook