13 de agosto de 2015
13.08.2015

Hallan los cuerpos de las dos chicas de Cuenca desaparecidas al ir a casa de un exnovio

Los cadáveres de las jóvenes, de 26 y 24 años, aparecen quemados y con restos de cal en una zona de pozas del río Huécar -El principal sospechoso continúa desaparecido

13.08.2015 | 02:14

Los peores presagios se cumplieron. Los cadáveres de las dos chicas desaparecidas el pasado día 5 de agosto en Cuenca, Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska, de 26 y 24 años, respectivamente, fueron encontrados en la tarde noche de ayer en el río Huécar (Cuenca), en una zona de piscinas naturales y pozas, donde habrían sido enterradas en cal viva, pero sigue sin saberse nada de Sergio Morate, el exnovio de Marina que es el principal sospechosos y continúa desaparecido.

Los cuerpos, que se encontraban boca abajo en la orilla, fueron hallados por un ciclista, que avisó a la Policía de la presencia de dos cadáveres al parecer quemados y con restos de cal. Los agentes acordonaron la zona y tras la primera inspección ocular confirmaron que correspondían a dos mujeres y que, muy probablemente, podrían haber permanecido allí desde el mismo día en que se denunció la desaparición de las dos chicas, el pasado 5 de agosto.

Al cierre de esta edición, agentes de la Policía Científica, de la Judicial y de los GEO, entre otras unidades, se encontraban en el lugar donde fueron encontrados los dos cadáveres en espera de la llegada de la comisión judicial para proceder al levantamiento de los cuerpos. El río Huécar nace a unos tres kilómetros de la localidad de Palomera, donde la Policía había registrado ayer una casa propiedad de la familia del joven Sergio Morate, expareja de una de las desaparecidas y que se encuentra en paradero desconocido.

La aparición de Sergio, al parecer con antecedentes por el secuestro de otra novia, se dibuja como una de las claves para la resolución de este caso pues la pista de las jóvenes se perdió en la tarde del jueves de la semana pasada, cuando tenían planeado acudir a casa del joven para recoger algunos efectos personales de Marina. El mismo jueves por la noche los familiares de ambas jóvenes presentaron una denuncia por desaparición, y el viernes lo hizo también la familia de Sergio.

A lo largo del día de ayer, la Policía acudió a registrar una finca de Chillarón en la que la familia del joven desaparecido tiene almacenes relacionados con la venta de muebles antiguos, así como la anteriormente citada propiedad en el municipio de Palomera. Desde un primer momento, las familias de Marina y Laura insistieron en que no se trataba de una desaparición voluntaria, temían que estuvieran retenidas contra su voluntad y organizaron búsquedas por la zona.

Toda la población de Cuenca también ha estado conmocionada desde entonces y se movilizaron exigiendo el regreso de las dos muchachas desaparecidas. De hecho, en la tarde de ayer unas 4.500 personas -según indicaron fuentes de la Policía Local y Protección Civil- abarrotaban la Plaza de España de la ciudad en una concentración convocada por las familias, que agradecían la solidaridad de los conquenses y pedían más ayuda en la búsqueda. Dos grandes pancartas acompañaban la concentración, con las leyendas: "Marina, Laura, estamos con vosotras", y "Cuenca entera, con vosotras. Os vamos a encontrar".

Precisamente tras la concentración familiares de las dos jóvenes se trasladaron a las orillas del río Huecar para ayudar en los trabajos de reconocimiento de los cadáveres. En el lugar de los hechos permanecían anoche brigadas caninas, agentes del Seprona de la Guardia Civil, Policía Nacional y médico forense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas