Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incidente con un can en Vigo

Un perro muerde en la cara a un menor de 4 años en un parque infantil de Navia

El niño, asistido por el 061 y evacuado al Xeral, tenía un desgarro en el rostro y una incisión en la sien -La Policía Local denunciará por vía administrativa al dueño del animal ya que estaba suelto

Los hechos ocurrieron en un parque infantil en la calle Teixugueiras de Navia. // José Lores

Los hechos ocurrieron en un parque infantil en la calle Teixugueiras de Navia. // José Lores

Un niño de 4 años sufrió heridas en la cara tras recibir un mordisco de un perro que estaba suelto en un parque infantil del polígono residencial vigués de Navia. El menor, que presentaba un desgarro en el rostro y una incisión en la sien, fue asistido en un primer momento en el lugar por sanitarios del 061 y posteriormente evacuado en ambulancia al Hospital Xeral, si bien no trascendió más información al respecto. El can, de tipo collie, no era de raza potencialmente peligrosa y no tenía que llevar bozal, pero la Policía Local procederá a las preceptivas denuncias administrativas contra el dueño, un vecino de la zona de 70 años, por no tener atado al animal y por los daños causados al menor. Asimismo, se redactaron diligencias que se remitieron al Juzgado de Instrucción número 2 de Vigo, en funciones de guardia cuando sucedieron los hechos.

Todo ocurrió este lunes, pasadas las ocho de la tarde, en un parque infantil ubicado entre los edificios número 18 y 20 de la calle Teixugueiras, donde a esa hora había numerosos niños acompañados de sus padres. El menor jugaba en la zona donde están los aparatos de gimnasia cuando, según relataría después su madre a los policías, el perro se le abalanzó y le mordió el rostro. Tras recibirse la alerta, además de los medios sanitarios del 061, se trasladaron patrullas de la Policía Nacional y posteriormente de la Policía Local. Según fuentes municipales, el niño, que sangraba abundantemente, presentaba un desgarro en parte de la cara y una incisión en la sien. Otras fuentes policiales abundaron en que, tras una primera atención sanitaria en el lugar, fue derivado al Xeral.

El perro estaba suelto en el parque infantil. "Todo ocurrió en segundos", afirmaba un testigo, señalando que el animal "no aparentaba agresivo". "Después de que pasó todo, antes de que se lo llevaran, permaneció tranquilo", agrega este joven, que en todo caso no dudó en censurar el hecho de que el propietario tuviese al can suelto, máxime en una zona donde hay numerosos niños como el parque donde ocurrieron los hechos, algo en lo que coincidían otras personas que ayer comentaban lo sucedido en Navia.

Los agentes que se trasladaron al lugar se entrevistaron allí con el propietario del perro, un hombre de 70 años que, al carecer de documentación y no encontrarla en ese momento, fue con los efectivos a comisaría, donde lo identificaron. El animal no era de raza potencialmente peligrosa, por lo que no tenía la obligación de llevar bozal. Sin embargo, según las fuentes municipales citadas, el can habría tenido algún episodio agresivo anterior que no fue denunciado, según averiguaron los policías posteriormente. El responsable del perro manifestó a los efectivos que el animal se le había escapado, pero, agregan las mismas fuentes, hay testigos que señalaron que el hombre bajó al can sin correa y que después lo amarró con su cinturón.

Diligencias

Las diligencias policiales abiertas fueron remitidas al juzgado de guardia. La Policía Local, mientras tanto, procederá a realizar las denuncias administrativas pertinentes por el hecho de que el perro no estuviese atado y por haber causado daños a terceros. No trascendió si la familia del menor ha presentado a su vez denuncia.

El incidente ocurrió en un barrio donde viven numerosas parejas jóvenes con niños y donde es muy habitual ver a los residentes pasear con perros. Ayer lo sucedido dio lugar a un intenso debate entre los vecinos, tanto en la calle como en las redes sociales.

Compartir el artículo

stats