14 de enero de 2014
14.01.2014
ÚLTIMA HORA
Sanidad comunica cinco muertes por coronavirus en las últimas 24 horas
Detenido en el puente que une Galicia y Asturias

Hallan a dos mujeres muertas con signos de violencia en una casa de Cervo

José Antonio F.C. admitió haber agredido a las dos mujeres con un palo. A su esposa también con un cuchillo

14.01.2014 | 14:28

El hombre detenido por el doble crimen de Cervo (Lugo), José  Antonio C.F., ha confesado ante la Guardia Civil haber matado a su  mujer y a la madre de esta en la parroquia de Riocobo, según han  informado fuentes de la investigación.

Además, en su primera declaración ha asegurado que agredió a su  suegra con un palo y a su mujer con un palo y con un cuchillo, con el  que ha dicho haberla apuñalado en el cuello. El hombre pasará  previsiblemente este miércoles a disposición judicial.

Los cuerpos sin vida de dos mujeres, de 72 y 44 años de edad, han sido hallados este martes en San Cibrao, en Cervo (Lugo), en dos casas anexas de Riocobo. Las víctimas son madre e hija, Adela López Ramos y María José López Suárez, y presentaban signos de haber sufrido una muerte violenta por arma blanca.

Fuentes de la investigación han señalado a Europa Press que una de las víctimas estaba boca abajo en un charco de sangre en el suelo y la otra en la cama en la misma posición con un golpe en la zona posterior de la cabeza.

El 061 envió al lugar de los hechos una ambulancia asistencial, una ambulancia medicalizada y personal sanitario de CSM de Cervo. El suceso ha causado una grave consternación entre los vecinos.

Al filo de las 18.30 horas se detuvo al marido de la más joven en las inmediaciones del puente que une Galicia con Asturias. El presunto homicida es un empresario de la construcción de 52 años y nacionalidad española, que llevaba 15 años casado con la víctima y no tenían hijos. Según ha trascendido, no habría opuesto resistencia y ha sido trasladado al cuartel de la Benemérita en Burela.

A media tarde, la Guardia Civil localizaba el vehículo vacío del presunto autor del crimen en un área de descanso en las inmediaciones de Ponte dos Santos -un punto habitual de suicidios-.

En el operativo de búsqueda del presunto autor del crimen, según Europa Press, participaron patrullas de la Unidad de Tráfico, de la Policía Judicial  y de Seguridad Ciudadana en el Instituto Armado. El dispositivo se extiendió desde A Mariña hasta Asturias.

No constan denuncias previas por violencia de género, según ha confirmado la Guardia Civil. De determinarse que se trataría de víctimas de violencia de género, sería el primer caso en Galicia este año y el segundo en España en lo que va de 2014.

A media tarde se procedió al levantamiento de los cadáveres de madre e hija. El juzgado de Viveiro número 1, en funciones de guardia, se ha hecho cargo de la instrucción, y ha decretado el secreto de las actuaciones.

El marido amenazó con suicidarse

El marido de la mujer de 44 años que ha aparecido muerta junto a su madre en el municipio de Cervo (Lugo) llamó a la Guardia Civil para inculparse del crimen y amenazó con suicidarse, según informan a Efe fuentes próximas a la investigación.

Este hombre hizo algunas llamadas más desde su teléfono y envió mensajes después de autoinculparse del crimen, según la misma fuente.

A la espera de que las pruebas periciales arrojen resultados, los investigadores todavía están a la espera de confirmar si la muerte de ambas mujeres fue provocada por "un arma blanca o un objeto contundente", así como la hora en la que se produjeron los hechos. Tampoco se descarta que el fallecimiento de ambas se hubiese producido ayer lunes.

Profesora y catequista

Vecinos de ambas fallecidas dijeron a Efe que María José Suárez López, que estudió Magisterio y fue catequista en su parroquia, había trabajado en el Punto de Atención Infantil del Ayuntamiento de Cervo y en estos momentos impartía clases en el colegio de O Valadouro.

El alcalde de Cervo, Alfonso Villares, la definió en declaraciones a Efe como "una gran trabajadora y una gran persona". El regidor local afirmó que este suceso ha provocado "una gran conmoción en el pueblo", porque todo el mundo "conocía a la familia y a estas dos mujeres". "Son cosas que no se explican, que son imposibles de pensar", añadió.

En cuanto a la madre de María José Suárez, Adela López Ramos, de 72 años, quedó viuda hace más de dos décadas al fallecer su marido, que era marinero, en un accidente de tráfico. En la misma población, también reside su hijo y hermano de María José López Suárez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook