13 de marzo de 2013
13.03.2013
Faro de Vigo

El vecino de Cangas acusado de intentar matar a su exmujer declara que fue él el agredido

Un guardia civil dice que les confesó que "había cortado el cable del freno" del coche de la víctima

13.03.2013 | 00:00

El vecino de Cangas Cándido P.P., acusado de intentar matar a su expareja, se declaró ayer inocente en el juicio y alegó que el agredido fue él. La Fiscalía pide 8 años de prisión por supuestamente haber agredido a la mujer y causar daños en los frenos de su vehículo mientras estaba en vigor la orden de alejamiento.

Cándido P.P. negó que causase daño al coche y que pegase a la víctima. Los hechos ocurrieron la madrugada del 2 de julio de 2011 en Coiro (Cangas). Según el acusado, fue al lugar porque allí estaba el que había sido su domicilio conyugal, pero sin ser consciente de que incumplía el alejamiento porque "ella ya no vivía allí". Fue entonces cuando vio el coche estacionado de su ex pareja y "me tumbé para ver si estaba caliente el tubo de escape". Al ser sorprendido por la mujer y un amigo de ésta, ambos "me tiraron y me golpearon", aseguró .

Su exmujer, sin embargo, declaró que fue alertada por vecinos que vieron "a un hombre bajo su vehículo y que pensaban que era mi exmarido.". "Cuando llegué le pregunté qué hacía y se levantó con tranquilidad. No vi qué tenía en la mano. Me decía puta, te voy a matar", explicó la mujer, que dijo que él tiró el cuchillo "antes de tener el enfrentamiento físico". "La Guardia Civil llegó cuando un amigo nos separó", concluyó. Un agente declaró que tras su arresto el acusado les manifestó que "había cortado el cable del freno" del coche de la mujer porque "su intención era matarla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook