Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adictos a la tinta

Tatuados por amor al arte: los 6 estilos de tatuajes que más triunfan

Como la moda en el vestir, el 'tattoo' también experimenta un sistema cíclico de tendencias. Ahora se llevan los trabajos en negro, los dibujos realistas, tradicionales, los pequeños minimalistas...

El tatuador Jose Bandera, con un cliente ’reincidente’ desde hace 10 años, en su estudio Soul Hunter Tatto & Piercing de L’Hospitalet de Llobregrat, a principios de mayo. Joan Cortadellas

Hace décadas, cuando la Piquer cantaba aquello de 'Mira mi brazo tatuado / Con este nombre de mujer / Es el recuerdo de un pasado / Que nunca más ha de volver', extraño era ver a la gente con tatuajes. Casi tan raro como resulta ahora encontrar a alguien que no se haya grabado un animal, una letra, un corazón o una flecha en algún rinconcito de su epidermis (y si no, fíjense este verano en la playa). Según la Unión Nacional de Tatuadores y Anilladores Profesionales, en 1996 había unos 100 estudios en nuestro país; hoy rondan los 2.000. De igual manera, se han multiplicado los adeptos. Si bien no existen cifras oficiales, un cálculo estimado a partir de datos de la Academia Española de Dermatología apunta a que uno de cada tres españoles entre 18 y 35 años lleva algún tatuaje.

El afán por decorarse la piel con tinta no hace, pues, sino coger carrerilla, consolidándose como una de las tendencias de moda urbana más importantes de este siglo. "Desde el 2000 se han roto muchas barreras y prejuicios, y el tatuaje se ve como un arte. El arte se puede plasmar en un cuadro, una foto o un cuerpo, que es muchísimo más complicado. Y ahora se están haciendo auténticas maravillas. Es increíble cómo ha evolucionado la industria en general, no solo los artistas, que la mayoría vienen de Bellas Artes o del mundo del grafiti; también las herramientas con las que trabajan", cuenta Laura Cubero, organizadora de la Barcelona Tattoo Expo, una de las mayores convenciones de Europa, que este octubre celebrará su 25º aniversario; además de la BAUM Fest (sobre arte urbano) y la Only Tattoo -también en la capital catalana-, así como otros salones en Asturias, Pamplona...

"Durante este siglo el tatuaje se ha socializado en España -señala Cubero-. Futbolistas, actores y cantantes empezaron a tatuarse haciendo que se viera 'cool'. Antes la gente que se tatuaba incluso lo escondía". La experta recuerda que en el 96, unas 2.000 personas y 50 tatuadores acudieron a las Cotxeres de Sants a la primera Barcelona Tatto Expo. En el salón prepandemia fueron 18.000 fans y 300 estands de tatuadores. Y es que "España ocupa el sexto puesto mundial con gente tatuada y tiene una comunidad de tatuadores brutal, presentes en todas las convenciones más importantes, como las de Londres, París, EEUU o México", detalla Cubero.

Jose Bandera graba con tinta la piel de un cliente en su salón de la calle Santa Eulàlia de L'Hospitalet. Joan Cortadellas

España ocupa el sexto puesto mundial de gente tatuada

Laura Cubero - Organizadora de la Barcelona Tattoo Expo

decoration

Barcelona, la meca

"El nivel de los tatuadores que hay en Barcelona es impresionante. Literalmente puedes elegir entre decenas de buenos artistas que controlan sus estilos a la perfección y que hacen piezas sobresalientes prácticamente a diario. Con esto no digo que no ocurra lo mismo en otras ciudades ya que, por ejemplo, en Madrid hay mucho nivel también, pero es que lo de Barcelona es un desfase", opina René Ponte, el creador de contenido gallego apasionado del tatuaje que triunfa desde Finlandia bajo el alias de Rene ZZ

Más de un millón de suscriptores en Youtube y casi 600.000 en Instagram siguen su proceso de tatuarse hasta el último centímetro. "Empecé hace casi 13 años con una manga 'new school' porque me encantaba el color y desconocía que el 'blackwork' podía llegar a lucir tan bien. Durante los cuatro años que viví en Barcelona descubrí el 'blackwork' de calidad y decidí seguir esa senda", cuenta el 'influencer', que cada dos meses regresa a la capital catalana para que Jotatattooer le siga decorando con la aguja (uno de sus últimos trabajos es el impresionante 'blackout' con el que se ha cubierto un brazo en negro opaco). "El negro es apuesta segura y la tinta negra es confiable para todo tipo de piel porque a diferencia de otros pigmentos no suele dar sorpresas con el paso del tiempo", remacha.

Como la moda en el vestir, el 'tattoo' también experimenta un sistema cíclico de tendencias. Rene ZZ pone de ejemplo el tribal: "El estilo más antiguo de la historia se recuperó a principios de siglo pero acabó siendo repudiado pocos años después; pero ha vuelto a resurgir con más brillo desde 2020". El 'youtuber' también apunta otra de las recientes tendencias: "En la última década, ha habido un incremento del deseo de tatuarse zonas visibles. Al principio eran las manos y el cuello, ahora puedes ver a chavales de 16 que lo primero que se tatúan es la cara. Por hacer cosas extremas se están haciendo auténticos destrozos", lamenta. 

Un estudio serio nunca te va a hacer un tatuaje en la palma de la mano como el que se ha hecho Rosalía con 'Motomami'

Jose Bandera - Artista del tattoo realista

decoration

El error de Rosalía

En este sentido, Jose Bandera, uno de los tatuadores realistas más demandados en Barcelona, con clientes que vienen a verle desde EEUU y China, y una lista de espera de más de medio año, subraya la importancia de ponerse en manos de un buen profesional. "Un estudio serio, por ejemplo, nunca te va a hacer un tatuaje en la palma de la mano como el que se ha hecho Rosalía con las letras de 'Motomami' en el interior de los dedos. En la palma de las manos y de los pies [donde la artista lleva una doble 'R' también], el tatuaje se irá pronto, porque es la zona donde estamos cambiando constantemente la piel. Si mucha gente la copia verán que es un error", dice el experto.

Tanto Rene ZZ como Cubero coinciden en que entre la veintena de estilos que hay los que más triunfan ahora son, "a nivel coleccionista o amante del tatuaje grande", el realismo, el tradicional americano, el 'blackwork', con todas sus vertientes, y el 'new school'. Y entre el "cliente promedio o más esporádico encontramos mucho minimalismo y motivos ornamentales". Es difícil hablar de precios, porque dependerá de la cotización del artista, pero normalmente un precio mínimo está entre los 60 y 80 euros y una sesión de unas 3 o 4 horas estaría entre los 300 y 400 euros. El 70% de los clientes que llegan a un estudio lo hacen atraídos desde Instagram, el gran catalizador del ‘boom’ que vive el mundo del tatuaje.

Un precio mínimo está entre 60 y 80 euros y una sesión de unas 3 o 4 horas estaría entre los 300 y 400 euros

Laura Cubero - Organizadora de Barcelona Tattoo Expo

decoration

Estos son los 6 estilos más demandados 👇

Realista

Este tipo de tatuajes está inspirado en el movimiento artístico del realismo que surgió como contraposición al romanticismo en Francia desde 1850. Como su nombre indica, plasma fielmente una imagen, sea una foto de referencia o una imagen al natural. Se trata de piezas espectaculares, que van desde los típicos retratos de familiares o famosos, a animales como perros y lobos

Dentro del realismo hay varios subestilos, como el hiperrealismo, heredero del fotorrealismo, y en el que se usan más tipos de agujas (para sombrear, contornear, rellenar y colorear). También están el microrrealismo, igual que el anterior pero en pequeño formato (y con agujas más pequeñas); y los tatuajes 3D, que se proyectan en la piel de tal forma que su perspectiva y las sombras engañan al ojo dando la sensación de relieve.

Ornamental

Reproducen diseños decorativos como mandalas, rosas de los vientos, cenefas... El tatuaje ornamental viene a ser una variación/evolución del geométrico y abstracto. Muchos de ellos, como por ejemplo los 'mehndi', se inspiran en los tatuajes de henna tradicionales de culturas como la árabe y la hindú.

Como subestilos tiene el 'dotwork' o puntillismo, que tiene su origen en las vanguardias francesas de finales del XIX. Para muchos se trata de una técnica más que un estilo. Y el geométrico, que son los 'tattoos' que priman la simetría y el equilibrio como un símbolo de la vida y la naturaleza. Se caracterizan por líneas precisas y repetitivas.

Minimalista

"La simplicidad es la máxima sofisticación", decía Da Vinci. Y esa es la base del estilo también conocido como 'fineline': líneas puras, sutiles, finas y sintéticas (en tinta negra) que forman figuras muy sencillas y pequeñas como barquitos, flechas, rosas de los vientos, pequeños lemas, símbolos como runas, constelaciones, infinitos o corazones, por ejemplo. 

Es un tipo de tatuaje que ahora tiene muchísima demanda, sobre todo, entre el cliente que empieza, y que otorga a ese pequeño dibujo un significado casi místico. Se suelen escoger en zonas visibles, manos, brazos, cuello... y muchas veces se hacen en pareja.

Blackwork

Son todos aquellos 'tattoos' a gran tamaño hechos solo con tinta negra. Con este color se pueden crear líneas y todo tipo de efectos, para lograr dibujos que pueden ir de lo figurativo a lo abstracto, potenciando sobre todo los contrastes. Aunque tiene sus orígenes en las tribus maorís y polinésicas, se trata de una técnica bastante modernasurgida hace una década, como consecuencia de la evolución natural del tatuaje, la perfección de la línea y los degradados con texturados, puntos o tramas.

Ni tiene una temática característica ni tampoco busca un gran nivel de realismo. Sus diseños son simbólicos, geométricos, religiosos, místicos, abstractos, representaciones de ilustraciones contemporáneas con estéticas cercanas al cómic e incluso figuras tradiciones mezcladas con artes visuales más modernas

Tradicional (americano u 'old school')

El tatuaje tradicional americano nació a través del contacto de EEUU y Japón a finales del siglo XIX, cuando marineros, piratas y soldados conocieron el tatuaje tradicional japonés y sus técnicas. Desde el siglo XX se extendió, desde las costas americanas, a circos y puertos, desde Japón a Hawái, desde las mafias hasta los artistas, prostitutas y marineros; estos fueron sus primeros clientes. Durante la Segunda Guerra Mundial adquirió motivos patrióticos. 

Hoy siguen teniendo una fuerte demanda estos tatuajes delimitados con líneas negras puras, sólidas y sencillas. El trazo suele ser grueso y casi siempre los dibujos se colorean con ocres, rojos y verdes. Los temas: 'pin ups', sirenas, vaqueros, piratas, anclas, calaveras, 'cowboys'rosas, corazones, 'amor de madre', águilas, tigres...

Neotradicional ('neotradi' o 'new school')

Es una evolución del tradicional, pero con líneas más marcadas y colores muy vivos, una paleta muy amplia, pero que se aplican por toda la obra creando sombras, degradados y texturas (tipo el 'famoso de la chica con un tigre en la cabeza'). Esto les confiere mucha elegancia y dimensionalidad.

Este estilo, del que Barcelona es meca, va un paso más allá aumentando la complejidad. Se juega mucho con las flores y los ornamentos de fondo, y entre sus temas destacan las caras, los felinos, los corazones y las dagas.

Por supuesto, hay muchos más estilos donde elegir. Mira este vídeo donde los explica Rene ZZ 👇:

Compartir el artículo

stats