Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incautación

Intervienen en Palma un alijo de 124 kilos de cocaína escondido en maquinaria

El cargamento llegó al puerto en un mercante procedente de Algeciras

Los dos ciudadanos costarricenses detenidos en la operación salen del juzgado con destino a la prisión de Palma.

Agentes de la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera y de la Policía Nacional intervinieron el pasado martes por la mañana un alijo de 124 kilos de cocaína que acababa de llegar a Palma en un mercante procedente de Algeciras. La droga, que supone uno de las mayores intervenciones de este tipo de los últimos años, estaba escondida en el interior de maquinaria industrial, con lo que los narcos pretendían superar los controles policiales. En la operación fueron detenidos dos ciudadanos costarricenses, que ingresaron ayer en prisión tras negarse a declarar en el juzgado de guardia.

La operación es fruto de una investigación conjunta del Grupo Operativo de Vigilancia Aduanera, organismo dependiente de la Agencia Tributaria, y del Grupo I de Estupefacientes de la Policía Nacional. Los investigadores llevaban tiempo siguiendo las actividades de una organización internacional dedicada a la introducción de grandes partidas de cocaína en España.

El cargamento sospechoso fue detectado esta semana en Algeciras, supuestamente oculto en un contenedor cargado con maquinaria industrial. Su destino final era Mallorca.

Intervención en Palma

Los agentes mantuvieron el seguimiento sobre el mercante que trasladó la carga a la isla. El martes por la mañana fue desembarcado en Palma y prosiguió la ruta en un camión. Fue entonces cuando los agentes de Aduanas y la Policía lo interceptaron.

El contenedor contenía un cargamento de maquinaria, que fue sometido a un minucioso examen. Escondido en su interior apareció el alijo, de 124 kilos de cocaína, al parecer de gran pureza. En la operación fueron detenidos dos ciudadanos costarricenses de unos 35 años, presuntos receptadores del alijo.

Los dos detenidos fueron conducidos ayer a disposición judicial y posteriormente ingresaron en prisión tras negarse a declarar.

Las investigaciones policiales proseguían y no se descarta que en los próximos días se produzcan nuevas detenciones.

El alijo supone una de las mayores intervenciones de cocaína efectuadas en Mallorca en los últimos años. Su valor en el mercado negro podría superar los siete millones de euros.

El pasado mes de mayo la Guardia Civil interceptó en las costa de Málaga un velero procedente del Caribe y que se dirigía a Mallorca, y que llevaba 600 kilos de cocaína ocultos en un doble fondo construido en la popa.

En agosto de 2018 una embarcación de Vigilancia Aduanera capturó otro velero que navegaba entre Eivissa y Mallorca, y en cuyo interior aparecieron otros 300 kilos de esta droga.

Compartir el artículo

stats