Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pasaporte Covid

Un médico de Mallorca llama a forzar la entrada a restaurantes sin pasaporte covid

Difunde entre personal del hospital un ‘salvoconducto humano’ para que los no vacunados puedan acceder a establecimientos

Imagen del salvoconducto para los no vacunados o sin pasaporte covid

Todavía no es obligatorio el certificado covid en Baleares y ya circula un documento para que los negacionistas pueden ejercer sus derechos y evadirse de su uso. En Son Espases (Palma de Mallorca) un médico llama a la subversión del pasaporte. Ha puesto en circulación en un chat interno el llamado 'Salvoconducto humano para entrar en cualquier establecimiento’. Sus argumentos, que la vacunación no es obligatoria y si no se permite la entrada el responsable del local puede ser denunciado por incitación al odio, delito con penas de hasta cuatro años de cárcel, se avisa en tono amenazante.

En un chat en el que participan médicos, enfermeras y auxiliares, entre otros profesionales de Son Espases, un galeno ha difundido el documento que se atribuye a Frontera Legal, Asociación en Defensa de los Derechos Humanos, en cuya web o Facebook puede descargarse.

"Estoy en mi derecho de interponer denuncia por incitación al odio con penas de hasta cuatro años de cárcel"

decoration

"Por favor, Sr. /Sra. dependiente/a: es importante que lea este documento", arranca el controvertido salvoconducto, "en el supuesto caso en el que no me permita la entrada por no querer mostrar mi cartilla de vacunación debe saber lo siguiente". En primer lugar sustenta la subversión a presentar el certificado covid en que la vacunación en España "no es obligatoria" por lo que "por ley no se puede prohibir la entrada a ninguna persona por no acreditar la vacunación de la covid-19, ni ninguna otra enfermedad".

Basándose en esa premisa, se advierte que "si se me prohíbe la entrada en su establecimiento / servicio en razón de la ‘supuesta’ interpretación de no vacunación", se estarían vulnerando los derechos a la intimidad, reconocido en el artículo 18.1. de la Constitución, y a no sufrir discriminación, según el artículo 14, «entre otros derechos reconocidos como ciudadano / consumidor.

Se avisa al supuesto receptor del establecimiento que exige el certificado covid que colabora con la aplicación de normas discriminatorias y es autor de un delito, "con los consecuentes daños morales y perjuicios a mi persona".

El siguiente argumento antivacunas es que el establecimiento debe mostrar que está acreditado para el tratamiento de datos personales, con "carácter sensible", al tratar de datos médicos, y, por tanto, privados.

Para terminar, se avisa que además de poder solicitar la hoja de reclamaciones ejerciendo el derecho de consumidor, "como ser humano libre" se puede interponer denuncia "por delito de incitación al odio" contra los que no muestren o tengan el certificado covid, "con penas de hasta cuatro años de cárcel".

En las redes sociales de la asociación ya se interpela sobre a quién se ha de entregar el documento o si se ha de firmar. También se difunden carteles, encabezados como 'Zona libre' para establecimientos que se nieguen a pedir los pasaportes.

El Govern quiere que el certificado covid esté en vigor desde el próximo sábado día 4 y está a la espera del aval del Tribunal Superior de Justicia de Balears. Los antivacunas ya están preparados para defenderse.

Compartir el artículo

stats