Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Colomo | Director de cine, estrena ‘Poliamor para principiantes’

“El poliamor es un acto de libertad, romper convenciones de hace 2.000 años”

“Esa idea de que si no encuentras el amor para toda la vida no vas a ser feliz es un impositivo social y cultural”

El cineasta Fernando Colomo.

El cineasta Fernando Colomo. Álex Zea

Infatigable, a sus 74 años, el creador de la comedia madrileña sigue investigando con curiosidad y sonrisa en las cosas que nos definen - El realizador Fernando Colomo estrena el próximo 18 de mayo su nueva comedia, “Poliamor para principiantes”, sobre las relaciones abiertas y las redes sociales

–¿Cómo surgió “Poliamor para principiantes”?

–La idea nace dentro una película mía anterior, “Isla Bonita”, en la que yo sin saberlo estaba hablando del poliamor. Cuando entraba en internet, en las webs para ver comentarios leía: “Colomo toca el tema del poliamor”. Y yo pensaba: “Pero, ¿qué es eso?”. Me empezó a interesar y comencé a leer algún libro, leí primero el libro de Lucía Echevarría, luego me recomendaron algún otro y me puse en contacto con una asociación que hay en Madrid llamada Poliamor Madrid. Así empecé a informarme y a entrar un poco en ese mundo. A partir de ahí, fui escribiendo el guion, de hecho en la película hay algunas experiencias que son reales. Por ejemplo, hay un momento en el Parque del Retiro en Madrid que está basado en una experiencia real, ya que yo acudí con mi hijo a una jornada de puertas abiertas sobre el poliamor.

–¿Tiene alguna opinión formada sobre este tipo de relaciones?

–Aunque la palabra pueda sonar a desenfreno o a aquí vale todo, lo que me encontré en mi investigación fue todo lo contrario, es algo muy ético. Ellos defienden que el amor no solamente puede ser la pareja monógama, sino que hay lo que ellos llaman “no monogamia ética”. Es todo muy claro, incluso a veces, excesivamente organizado. Es decir, tú puedes tener una pareja o una trieja, pero no hay que engañar a nadie, ni hacer daño. Y esa idea que tenemos de encontrar la media naranja, del amor para toda la vida que si no lo encuentras no vas a ser feliz, no deja de ser un impositivo social y cultural. ¿Por qué no puede eso estar más abierto o por qué no puedes compaginarlo? Es complicado porque requiere tiempo y educación. Ya teniendo una pareja debes cuidarla y tener una serie de momentos y detalles, si tienes tres… [Bromea] Pero me parece un acto de libertad, el romper con las convenciones sociales y culturales de 2.000 años o más.

–Es una pena que la película no haya sido incluida en el Festival de Málaga, que está a la vuelta de la esquina y que usted ha visitado en diversas ocasiones.

–Sí, de hecho yo quería ir a Málaga y el Festival de Málaga seleccionó la película. Pero son problemas a los que no te puedes oponer: había más hueco en esta fecha para estrenar y ante eso yo no puedo decir nada. Ahí entran en juego la distribuidora y la productora.

Las series han sustituido al cine, pero espero que la gran pantalla sea eterna

decoration

–Usted ha dicho que en sus comedias la gente se ríe donde usted no lo espera. ¿Después de tanto tiempo sigue siendo así?

–Sí. El público, siempre lo digo, en conjunto es un genio. Se ríen en los mismos sitios, tú pones la película en el norte y se ríen un poquito menos, pero en los mismos sitios que en el sur, es curioso. Y nunca te lo esperas, a veces cuanto más preparas un gag, yo creo que el público lo intuye y a lo mejor sonríe y tal. Pero, de pronto, el público se ríe en cosas inesperadas en las que yo no sé por qué lo hace y eso me parece bonito, porque esto no es algo científico sino que tiene un punto abierto como incontrolable, y eso es lo bonito del cine y de la vida en general.

–Un compañero de generación, Fernando Trueba, sentenció en una entrevista publicada recientemente que el 90% del audiovisual que se hace ahora es “una estupidez inconcebible”. ¿Está de acuerdo?

–No, se hace un audiovisual muy bueno en España; hay de todo, cosas más banales y cosas más serias o más importantes, pero, en general, hay un nivel muy bueno, desde luego inimaginable cuando yo empecé en los años 70. Podemos sacar pecho: hacemos un cine de calidad.

–Lleva muchos años en esto del cine, es testigo de su evolución. ¿Qué opina de los cinéfilos nostálgicos, los de “El cine solo se puede ver en una sala, con público y una gran pantalla”?

–Ahora mismo, de alguna forma, las series de televisión han sustituido al cine, todas las pantallas están sustituyendo a la gran pantalla, aunque yo espero que la gran pantalla sea eterna, lo mismo que el teatro es eterno.

–Ya que es usted el padre de la comedia madrileña, quizás nos podría explicar qué es eso de “vivir a la madrileña”...

–La verdad es que no lo había oído nunca. Para mí la gran característica de Madrid es que cualquiera que esté en Madrid es de Madrid. No hay ninguna identidad. Por eso digo que soy de Navalcarnero, que era el pueblo de mi abuelo, para sentir una patria chica.

–Usted fue cabeza de lista en 2019 de la coalición Recortes Cero-Grupo Verde en su lista de Madrid al Senado. ¿Cómo ha visto las elecciones de la Comunidad de Madrid y sus resultados?

–Me he quedado totalmente sorprendido y deprimido. Pero la democracia es así. Hay una frase que me ha llegado de Orwell que dice “cuando el fascismo llegué finalmente a Occidente lo hará en nombre de la libertad”.

Compartir el artículo

stats