Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alegato científico a favor de las vacunas: “El sarampión es 10 veces más letal que el COVID”

“Europa no tiene plantas ni personal suficiente” para producir los viales del coronavirus porque es “víctima de la deslocalización”, alerta el CEO de Zendal en una mesa redonda

A la izq., Loli Pereiro, Federico Martinón (arriba),  Carlos Martín y Ana Castro (abajo), con Esteban Rodríguez (debajo), ayer durante el debate. |   // FDV

A la izq., Loli Pereiro, Federico Martinón (arriba), Carlos Martín y Ana Castro (abajo), con Esteban Rodríguez (debajo), ayer durante el debate. | // FDV

La farmacéutica Zendal organizó ayer una mesa redonda sobre la Inmunización en tiempo de pandemia, con motivo de la celebración a nivel mundial de la Semana de la Inmunidad, y el encuentro se convirtió en un alegato a favor de las vacunas como solución “para salvar vidas”. El CEO de Biofabri, Esteban Rodríguez, el jefe de Pediatría del Hospital Clínico de Santiago y asesor de la OMS, Federico Martinon, la vicepresidenta adjunta de Transferencia del Conocimiento del CSIC, Ana Castro, y el catedrático de Microbiologia,Carlos Martín expusieron una lluvia de argumentos a favor de las vacunas para disipar dudas de los desconfiados y si es posible de los negacionistas.

Martinón advirtió de que “el sarampión es 4,5 veces más contagioso y diez vez más letal que el COVID” y si no tenemos que preocuparnos por esta enfermedad es porque existe una vacuna y la gente se inmuniza contra este virus. El pediatra gallego pidió cordura ante el debate abierto sobre la vacuna contra el coronavirus: “Nos vacunamos de gripe cada año y no sabemos la marca del vial; si no somos expertos, la información científica que recibes no es interpretable”.

“Hasta ahora nos escondíamos del coronavirus, será la vacuna la que nos permita recuperar la normalidad y salvar vidas”, remarcó.

Carlos Martín, por su parte, defendió que “las vacunas nos permiten vivir en sociedad, por ejemplo que los niños vayan a la guardería”.

Esteban Rodríguez expuso que “gracias a las vacunas existe suficiente producción de leche, huevos y carne ... habría que aumentar cinco veces la producción” para compensar la mortalidad que habría sin vacunación animal.

En la mesa redonda virtual, moderada por la gerente de Bioga, Loli Pereiro, también se abordó la falta de vacunas para combatir la pandemia. El CEO y director técnico de Biofabri fue claro: “Somos víctimas de la globalización. Deslocalizamos la producción y ahora Europa no tiene ni plantas ni personal cualificado preparado” para el reto. Puso el ejemplo de la farmacéutica suiza Lonza que ahora quiere ampliar su planta pero le faltan 100 profesionales que sepan del tema.

“En Europa, si contamos también Reino Unido y Suiza, tenemos solo 56 plantas y es insuficiente, porque además no podemos desatender la producción de las vacunas restantes”, comentó y añadió : “En España solo hay cuatro plantas de envasado y solo una, la nuestra de O Porriño, puede fabricar antígenos, en Alemania son 17 y en Francia, 10 y poco más”.

A partir de esta reflexión, fue unánime la importancia de reivindicar el papel de la ciencia e insistir que si en tiempo récord se han desarrollado vacunas contra el COVID-19 es porque “se ha inyectado dinero público” y porque ya “había mucha investigación básica hecha detrás”, explicó Ana Castro, del CSIC. “Esto no se puede improvisar”, aseguró Martinon.

El catedrático de Microbiología reivindicó, por su parte, la labor de los investigadores y demandó mayor apoyo social y gubernamental a la Ciencia. “Los mejores expedientes se dedican a investigar cuatro años con un sueldo de mil euros y luego se van al extranjero porque aquí no los podemos contratar. No puede ser”, lamentó.

“Tiene que haber un cambio cultural. Será la investigación la que nos saque de esta pandemia y de las siguientes. Tenemos que animar a los niños a que sean científicos pero, por ejemplo, los hospitales la investigación clínica es una carrera menor”, reivindicó Martinon.

El encuentro virtual organizado por Zendal, que fabricará el antígeno de la vacuna de Novavax y es tentada por Rusia para producir la Sputnik, también sirvió para advertir de que “no importa que Galicia, España, Europa lo hagan muy bien en el proceso de vacunación”. “Hay que vacunar de forma masiva en el mundo porque los virus no conocen de fronteras. Esta pandemia no terminará hasta que se inmunice a todo el mundo y no estaremos listos para la siguiente pandemia, si no somos capaces de pensar en global”, afirmó Carlos Martín.

La jornada concluyó con una mesa redonda con periodistas que analizaron el papel trascendental de los medios de comunicación en esta pandemia.

Compartir el artículo

stats