02 de agosto de 2019
02.08.2019

Un verano en Galicia... entre las nubes

El primer fin de semana de agosto traerá cielos muy nublados por la mañana y más despejados de tarde

02.08.2019 | 21:42
Puesta de sol sobre la ría de Vigo // Marta G. Brea

Este sábado la situación atmosférica estará muy indefinida en Galicia con las altas presiones debilitadas en las Azores y bajas presiones al oeste de Irlanda. Esto dejará una mañana de cielo muy nublado en el oeste, quedando algo más limpio en el este.

Las nubes tenderán a retroceder con el avance de la mañana y por la tarde solamente quedarán algunas nieblas o intervalos de nubes bajas en el litoral atlántico.

Según la información publicada por Meteogalicia, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, el viento soplará flojo de dirección variable, con régimen de brisas en las Rías Baixas.

Por su parte, las temperaturas no tendrán cambios significativos o con ligeros descensos de las máximas. De este modo, en las ciudades gallegas las máximas subirán hasta los 31 grados en Ourense y los valores mínimos descenderán hasta los 14 grados en Lugo.

El tiempo en el resto de España

El primer fin de semana de agosto traerá temperaturas normales para la época veraniega y algunas lluvias débiles en las zonas de montaña, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de AEMET, Rubén del Campo, el tiempo será estable y el ambiente "plenamente veraniego" con cielos nubosos en gran parte de España, aunque en las zonas montañosas del norte de las Islas Canarias y en el extremo norte peninsular predominará una nubosidad abundante con algunas lluvias débiles durante el fin de semana.

Además, ha detallado que tanto el sábado como el domingo, a partir del mediodía, crecerán las nubes de evolución diurna que podrán dar lugar a algunas tormentas débiles y dispersas en la zona de montañas, sobre todo en los Pirineos, en el Sistema Ibérico, en la Cordillera Cantábrica y en los Sistemas Béticos. Aún así, ha señalado que las precipitaciones serán de poca intensidad.

En el caso de las temperaturas, subirán este sábado 3 de agosto en el norte peninsular y el domingo 4 de agosto bajarán en el Cantábrico. No obstante, las temperaturas no cambiarán en el resto del país, "incluso puede que suban ligeramente en las regiones mediterráneas" ha asegurado Del Campo.

En ese sentido, tanto el sábado como el domingo, en la cuenca del Ebro se prevén máximas de entre 35 grados centígrados (ºC) y 39ºC, "siendo un poco más altas en algunas zonas", según ha indicado.

En la Meseta norte, las máximas oscilarán entre los 33ºC y 36ºC y en el centro y sur de la Península ascenderá de 35ºC a 39ºC. Además, en el área mediterránea, las máximas serán un poco más bajas, con temperaturas de entre 30ºC y 33ºC, aunque Del Campo ha señalado que se apreciará la sensación de bochorno por la humedad.

De cara a la próxima semana, el lunes 5 de agosto será una jornada similar al del domingo, con cielos, generalmente, poco nubosos y con altas temperaturas en estas zonas.

Sin embargo, se espera que durante el martes y el miércoles, un frente atlántico afecte con nubosidad a toda la mitad norte y Del Campo ha asegurado que se esperan precipitaciones en Galicia, en las comunidades cantábricas, en el entorno de los Pirineos y en el norte de Castilla y León, con un descenso de temperaturas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca