05 de marzo de 2010
05.03.2010

El Hospital Meixoeiro de Vigo abre la primera unidad de andropausia de Galicia

Los niveles bajos en testosterona provocan en el varón un fenómeno similar al de la menopausia, que se manifiesta por una pérdida de apetito sexual y de masa muscular

05.03.2010 | 07:30
Enrique Comesaña (iz.), con los otros dos urólogos de la Unidad de Andropausia. // Jesús de Arcos

Cuando los hombres se acercan a la barrera de los cincuenta, pueden experimentar un fenómeno similar a la menopausia femenina, denominada andropausia, provocado por la caída en los niveles de testosterona, hormona androgénica que regula las funciones sexuales y que permite desarrollar los músculos del varón. Como en el caso de la menopausia, la andropausia también tiene un tratamiento hormonal sustitutivo que contribuye a amortiguar los síntomas.
Sin embargo, este síndrome, es en muchos casos asumido como algo inevitable de la edad, lo que hace que quienes lo padecen no lo consulten con su médico o especialista. El Hospital Meixoeiro de Vigo ha abierto una Unidad de Andropausia que, dentro del servicio de Urología, pretende no sólo el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, sino también recabar, a través de la experiencia clínica, datos para establecer cuáles son los síntomas asociados con la andropausia ya que, al contrario que en la mujer, el hombre no tiene un signo claro como el cese de la menstruación para marcar el inicio de este proceso fisiológico.
Según el doctor Enrique Comesaña, uno de los urólogos de la Unidad de Andropausia, el déficit de testosterona se manifiesta por una disminución de la libido (apetito sexual) y un deterioro óseo (osteoporosis), aunque hay otros menos reconocibles. "Hay evidencias médicas de que la andropausia, a la que en urología denominamos también hipogonadismo de origen tardío, provoca falta de deseo sexual y osteopenia o osteoporosis, pero también puede presentar otros síntomas, como deterioro cognitivo, fatiga, irritabilidad, insomnio, depresión, y colesterol y glucosas altos...", explica.
Además, la andropausia afecta a la cantidad y a la calidad del semen, según el urólogo vigués, que reconoce que muchos de los casos de andropausia no están diagnosticados correctamente bien porque el paciente no ha acudido al médico para explicarle los síntomas o bien porque el propio facultativo no los ha reconocido como tales. "Hay pacientes que llegan son remitidos a Neurología con síntomas como deterioro cognitivo, fatiga..., a quienes la exploración no les encuentra nada y que son enviados a Psiquiatría por depresión y donde tampoco se les encuentra nada. Empezamos a valorar que puede que estos casos respondan realmente a la falta de testosterona", explica el médico.
La Unidad de Andropausia nace con el propósito de diagnosticar y tratar a los pacientes con este síndrome, pero también determinar cuáles de los otros síntomas que aparecen en estos casos responden realmente a este descenso de testosterona, un déficit que por otra parte se puede detectar con un simple análisis de sangre.
En cuanto al tratamiento hormonal de reemplazo con testosterona Comesaña asegura que es seguro y eficaz, aunque advierte de que está contraindicado para enfermos con cáncer de próstata. "Los tratamientos hoy son fáciles y sencillos de administrar, y el paciente tiene dos opciones: la vía inyectable, cada tres meses, o la transdérmica, diaria", explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas