14 de octubre de 2009
14.10.2009
Innovación

El fin del biberón

Nace "Bebé Glotón", un muñeco que mama y eructa. Su precio se aproxima a los 40 euros

14.10.2009 | 19:51
Imagen del juguete

Los hemos visto caminar, llorar, dormir, casi hablar y hasta hacer algunas de sus necesidades, pero sólo faltaba una acción para que los muñecos lograran el máximo exponente hacia su humanización: ser amamantados.

Desde hoy, ese reto -dentro de la lógica racional y natural- ya es historia.

Ha nacido el "Bebé Glotón", capaz de mamar, eructar y, si se le separa del "pecho materno", llorar hasta cansar a la mamá con más paciencia del mundo.

Este muñeco, cuya principal acción se aproxima a la lactancia materna, ha venido hoy al mundo en la provincia de Alicante -como la mayoría de sus hermanos y hermanas- con "el pan asegurado", pues obliga a su mamá o papá a ponerse un peto que incorpora dos pequeños dispositivos, supuestos pechos maternos, para ser amamantado.

La aparición en el mercado de este muñeco, cuya comercialización se inicia este mes, ha podido poner fecha de caducidad a la cariñosa estampa de una niña dando el biberón a "su bebé", pero inicia un camino hacia "la normalidad", la lactancia materna, como así ya han manifestado desde las asociaciones Pro Lactancia Materna.

Este nuevo muñeco, el primer de sus características en el mercado mundial, ha sido presentado hoy en Ibi (Alicante) por el director de ventas de la empresa juguetera Berjuán, César Bernabeu, y la directora del Area de Pedagogía de la Asociación para la Investigación de la Industria del Juguete (AIJU), Marta Costa.

Su nacimiento ha contado con el apoyo de la Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna (FEDALMA), el Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa Valenciana (IMPIVA) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Cuando el usuario del "Bebé Glotón" aproxima la boca de éste a uno de los dos dispositivos del peto -dos pequeños sensores adornados en forma de margaritas-, el muñeco deja de llorar y mueve la boca como si estuviera mamando, al tiempo que se oyen los sonidos habituales de cualquier bebé lactante.

Cuando se le retira del "pecho", el muñeco llora, pero si se le sitúa cerca del hombro, es capaz de eructar y tranquilizarse.

Las primeras niñas que han jugado con este muñeco se han fijado más en peto que en el propio bebé, según ha explicado Bernabeu.

"Al ver la reacción del muñeco moviendo la boca e imitando el sonido de la ingesta de la leche, se quedan un poco ... , como si se preguntaran qué está pasando", ha añadido el responsable de Berjuán.

"Es una reacción muy positiva y muy bonita", ha afirmado.

Desde el Grupo Mamantial de Alicante, que impulsa la lactancia materna, su portavoz, Ana María Miró, ha manifestado que "hasta ahora no había opciones. Las niñas no podían amamantar a sus bebés".

A su juicio, el hecho de que los niños y niñas vean desde pequeños la lactancia materna como algo natural es caminar hacia "la normalidad".

Como complemento del muñeco, cuyo precio se aproxima a los 40 euros, la empresa Berjuán ha puesto en marcha una página web donde las niñas y los niños pueden jugar y aprender sobre los cuidados del bebé.

Con la aparición en el mercado de este "Bebé Glotón", surgen dos preguntas: cuál será el siguiente paso en el proceso de humanización de los muñecos y qué ocurrirá con los biberones de juguete.

La respuesta a la primera vendrá dada por el propio mercado y por los centros de innovación e investigación del ámbito juguetero. La segunda sigue siendo una incógnita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine