Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vida de Guastavino y Guastavino

Vida de Guastavino y Guastavino

En 1881, sin hablar una palabra de inglés y con cuarenta mil dólares procedentes de una estafa de valores, el arquitecto valenciano Rafael Guastavino viaja a Nueva York con intención de patentar allí la técnica medieval de la bóveda tabicada. Pero ese accidentado viaje –que culmina en su participación en edificios tan emblemáticos como Grand Central Station, la catedral de Saint John the Divine o el puente de Queensboro– es algo más que la enésima versión del cliché del tan tópica y retepidamente llamado “sueño americano”.

Compartir el artículo

stats