18 de noviembre de 2010
18.11.2010
Comienza la campaña del centollo en Galicia

Y el "miño" se convierte en el rey de las rías

Esta red constituye la herramienta de trabajo fundamental para centenares de pescadores en todos los puertos

18.11.2010 | 07:30
Dibujo que representa el sistema de captura de las artes de enmalle. // Iñaki Abella

Decir centollo es como decir "miño". Es el arte de pesca más popular, y más abundante de Galicia. Se utiliza en otros momentos del año, para la pesca de especies como el chopo, pero su gran oportunidad, el momento en que estas redes juegan un papel decisivo para la flota, llega ahora, cuando se abre la campaña del crustáceo. Con permiso de los "miños" algunos centoleiros recurren también a la utilización de nasas y, de manera testimonial, a la "raeira", una ancestral arte de pesca, muy popular en Arousa, que apenas conservan un par de barcos en el puerto de O Grove.

Las artes de enmalle, que son las usadas por la flota para la pesca de centolla, son las formadas por redes rectangulares, con una "relinga" o "tralla" superior de flotadores y otra inferior lastrada con plomos o "chumbos" para mantenerlas en posición vertical una vez caladas en el agua. Están armadas de tal forma que capturan las especies marinas que quedan embolsadas o atrapadas en las mallas de las redes rectangurales que las forman.
Dentro de las artes de enmalle autorizadas están las betas, que capturan abadejos, maragotas, merluzas y otras muchas especies; los trasmallos, usados para peces semejantes y el miño o la raeira, estas dos últimas especialmente indicadas para los chopos y las centollas.
El miño es el útil más popular y utilizado. Es un arte de captura formada por tres paños paralelos que se arman conjuntamente entre dos "trallas" con los sistemas de flotación y lastre para permanecer calado verticalmente.
Cada paño tiene una amplitud diferente en las mallas, y esto permite que si una centolla entra en el miño pueda acceder fácilmente a través del paño o pared exterior, pero después queda embolsada en el interior, haciendo la otra pared exterior de "boca de la bolsa".
El mecanismo de captura del miño es igual que el del trasmallo, y las características de ambas piezas son semejantes, pero el miño faena generalmente a mayor profundidad. Su utilización es siempre diurna.
El decreto diseñado por la Consellería do Mar para regular las artes y aparejos de pesca autorizados en Galicia establece que los miños son "un arte de enmalle fija al fondo formada por tres paños de red superpuestos, similar al trasmallo, del que se diferencia por sus dimensiones y amplitud de sus mallas".
Dimensiones
La ficha técnica del miño habla de unas dimensiones mínimas de las mallas en los paños exteriores que no pueden ser inferiores a 500 milímetros, mientras que la malla del paño central o interior debe medir al menos 90 milímetros.
Cada una de las piezas de red o paños pueden medir hasta 50 metros de largo y tener un alto máximo de tres metros.
Como normas de uso se establece que la longitud máxima autorizada del arte o artes por embarcación y día de faena será de 2.000 metros, el equivalente a 40 piezas, en las embarcaciones de menos de 2,49 toneladas de registro bruto; 4.000 metros (80 piezas), en los barcos de entre 2,5 y 4,99 toneladas; 5.500 metros (110 piezas), en los que tengan entre 5 y 9,99 toneladas; y de 7.000 metros, que es el equivalente a 140 piezas, en los demás barcos, es decir, a partir de 10 toneladas de registro bruto.
Hay que explicar que, según el nuevo decreto, "cada 24 horas los miños deben ser levantados de su calado para recoger las capturas, y semanalmente las artes deben estar a bordo de las embarcaciones, en su totalidad, para llevarlas a puerto antes de las 12 horas de los viernes".
Los miños pueden ser calados nuevamente el domingo –que es lo que va a ocurrir el próximo a raíz de la apertura de la veda–, y en estos casos deben hacerlo a partir de las 10 horas.
Pero los aparejos no pueden levantarse antes de las doce de la noche, "debiendo los barcos regresar a puerto o permanecer en él durante ese periodo", es decir, que el domingo no pueden estar en las zonas de pesca entre el momento del lanzamiento y el de la recogida.
La salida de las embarcaciones desde los diferentes puertos gallegos en jornada dominical está autorizada solo a partir de las 9 horas, según el nuevo decreto de artes y aparejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia