27 de septiembre de 2009
27.09.2009

Vecinos de Rubiáns rechazan el proyecto del Ayuntamiento para la Praza do Souto

Denuncian que el gobierno local incumplió su compromiso de consultar el diseño de la obra con la representación vecinal, además de negarse a entregar una copia del informe

27.09.2009 | 02:17

El proyecto de acondicionamiento de la Praza do Souto, en Rubiáns, que acaba de aprobar la Xunta de Goberno Local de Vilagarcía, y que ya está en manos de los contratistas para licitar su adjudicación, cuenta con el rechazo frontal de la directiva de la asociación de vecinos O Souto, presidida por Xurxo Abuín.
La directiva vecinal se ha enterado de la existencia del proyecto a través de varios de los contratistas a los que el gobierno municipal, presidido por la socialista Dolores García Giménez, invitó a presentar sus ofertas para hacerse con la contratación de la obra.
Al enterarse de esta circunstancia, el presidente del colectivo vecinal se personó en el Concello solicitando tener acceso al proyecto y hacer una copia para darlo a conocer al resto de los habitantes de la parroquia de Rubiáns. Pero se encontró con la negativa municipal, por lo que tuvo que hacerse con el documento a través de la solicitud a los empresarios invitados incluidos en la convocatoria del Ayuntamiento.
Pero el mayor malestar llegó cuando los representantes vecinales pudieron comprobar que el proyecto no sólo se aleja de las pretensiones planteadas por los habitantes de la parroquia, plasmadas en un boceto, sino de la idea que el propio Concello puso sobre la mesa en un principio.
Los directivos vecinales lo califican aún peor que el primer documento que causó su rechazo hace unos meses.
La comitiva vecinal recuerda que cuando se debatió acerca de la ejecución del acondicionamiento de la Praza do Souto, la propia alcaldesa señaló que se iba a realizar una obra consensuada con los vecinos y que, en el caso de que la partida presupuestaria prevista para este año, unos 150.000 euros con cargo al Plan Provincial de Cooperación, no resultase suficiente sería suplementada por el Concello con otra anualidad.
"Los vecinos volvimos a casa confiados en que nos llamarían para tener un encuentro con los servicios técnicos municipales para consensuar los distintos aspectos del nuevo proyecto. Pero la sorpresa la tuvimos cuando esta semana unos contratistas nos informaron de que tenían en sus manos el proyecto de la Praza do Souto porque el Concello los invitó a presentar ofertas para la contratación de las obras", expresó Xurxo Abuín.
El proyecto técnico que no les fue entregado en el Concello sorprendió aún más a los directivos vecinales. En primer lugar se ejecuta una plaza enlosada mucho menor que la que se había planificado en su día y para colmo se emplean losas de hormigón en lugar de la piedra como había sido planteado desde un principio por el propio Concello. Además se instalan unas luminarias alemanas caras en lugar de las farolas de fundición.
Si estas cuestiones son criticables para la directiva vecinal otros detalles del proyecto le causan aún más estupor porque desaparece el prometido parque infantil y el enlosado de la plaza impide el acceso al Camiño de Fontán.
Los vecinos de Rubiáns lucharon por el mantenimiento de este camino hace años que un particular quiso cerrar y contra el que tuvieron que actuar vía judicial, sin el respaldo municipal, consiguiendo que la Justicia les diera la razón.
En lo único que están de acuerdo con el proyecto es en la demolición del antiguo palco de la fiesta que dio servicio en su día, pero que ahora no tiene sentido.
En cuanto al formato de la plaza propiamente dicha, los vecinos critican que se haya reducido la superficie porque tal como se ha diseñado impide el acceso de orquestas importantes al recinto de la fiesta porque no cabrían sus escenarios. También se vería comprometida la Festa do Carneiro porque no habría espacio para instalar la carpa de la misma.
El nuevo proyecto, al anular el acceso rodado al Camiño de Fontán, deja también sin servicio al centro cultural de Rubiáns para el acercamiento de vehículos con los equipamientos para el desarrollo de actividades como teatro o conciertos.
"No vamos a dejar que piquen el asfalto para poner en su lugar losetas de hormigón en una plaza que no soluciona las necesidades vecinales y que además cierra el acceso rodado al Camiño de Fontán y al centro cultural. Para lo que van a hacer es mejor que no gasten el dinero", declaró Xurxo Abuín.

Justificación municipal

El gobierno local vilagarciano daba a conocer ayer oficialmente el proyecto de la Praza do Souto mediante una nota de prensa en la que se indica que "el documento final prevé una actuación acorde con el entorno rural en el que se enmarca, respetando la alameda existente y ampliando la zona arbolada con la plantación de especies autóctonas frente al centro cultural. Asimismo se proyecta la creación de una plaza libre de obstáculos que permitirá la realización de actos lúdicos y festivos".
Según los argumentos municipales, la idea fundamental del proyecto es la recuperación del "antiguo souto", que es hoy una alameda de plátanos, repoblando los espacios vacíos con castaños y robles.
"La plaza irá flanqueada por bancos de madera, papeleras y báculos para iluminar la zona. La superficie de esta explanada es algo inferior a la propuesta en el boceto inicial por considerarse que una superficie enlosada tan amplia impactaría demasiado en el medio rural y le restaría encanto a la zona de esparcimiento", explica el gobierno municipal.
Al mismo tiempo desde Ravella se justifica que con la "aprobación definitiva del proyecto de la Praza do Souto se cumplen los plazos dados por el gobierno local al colectivo de vecinos de Rubiáns y también queda patente el compromiso del gobierno municipal con esta parroquia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos