Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera “Tetada” para visibilizar la lactancia

Una treintena de madres amamanta a sus hijos en las Palmeras convocadas por el colectivo Vila Láctea

Reunión celebrada ayer en las Palmeras. | // RAFA VÁZQUEZ

Alrededor de una treintena de mujeres se reunió ayer en el parque de las Palmeras para participar en la primera “Tetada” organizada por el colectivo Vila Láctea con el objetivo de visibilizar e incentivar la lactancia materna, un acto que se presume será el primero de muchos dada su gran acogida y repercusión. “Queremos reivindicar nuestro derecho a alimentar a nuestros hijos libremente, sin presiones y sin sentirnos vulnerables. Por desgracia, en nuestra sociedad, muchas veces, cuando se muestra un pecho y no es para disfrute sexual, molesta”, señalaron las responsables de esta iniciativa, la farmacéutica Mar Gastañaduy, experta universitaria en lactancia materna y madre de una niña amamantada, y la videógrafa Berta Romero, también experta universitaria en lactancia materna y madre de dos hijos amamantados.

El encuentro fue, además, una muestra de cómo funciona el grupo de apoyo a la lactancia que nació en el marco del programa municipal Proponte, impulsado por la Concellería de Benestar Social, y que se reúne todos los miércoles en la Casa Azul. La reunión de ayer quisieron que fuera especial para celebrar la Semana Internacional de la Lactancia Materna, motivo por el cual tanto Mar como Berta participaron el martes en un taller sobre el tema impartido en el centro de salud Virxe Peregrina.

Así, una treintena de mujeres se reunieron para amamantar juntas a sus bebés, acompañadas algunas de ellas por sus parejas y por otros de sus hijos e hijas mayores. “Con está acción damos normalidad a un acto tan natural como alimentar a nuestros hijos como hayamos decidido y donde queramos, sin miedos, sin presiones, dando ejemplo a futuras generaciones, así como promover una conciliación más justa”, explicaban desde Vila Láctea a través de sus redes sociales.

Y es que la conciliación familiar y laboral es una de las cuestiones más importantes que se tratan en estos grupos de apoyo a la lactancia. El concelleiro de Benestar Social, Marcos Rey, quiso estar presente en esta primera “Tetada” pontevedresa y se refirió a esta cuestión y a lo complicado que es volver al trabajo después de la baja por maternidad con la intención de seguir amamantando a tu hijo. “No es nada fácil. Poco a poco va calando en las empresas la necesidad de dar esas horas de lactancia o teletrabajo. Se están adaptando más, aunque hay que avanzar más. Tenemos mucho que trabajar, pero estamos en el camino”, destacó el edil socialista.

Dos mujeres amamantando a sus bebés en la reunión celebrada ayer. | // RAFA VÁZQUEZ

Según apuntaron las organizadoras de la iniciativa, la tasa de lactancia materna se encuentra en torno a un 48% a nivel mundial, “por lo tanto normalizar este acto tan natural es necesario”.

De hecho, señalaron que muchas madres todavía se sienten incómodas dando la teta en público, de ahí la importancia de los grupos de apoyo a la lactancia y de actividades de visibilización como la que se celebró ayer en las Palmeras. “Como en todo en la maternidad, estamos expuestas a comentarios innecesarios, a veces hirientes e incluso agresiones, por el simple hecho de alimentar a nuestros hijos”, denunciaron, “así que darle visibilidad a este acto, no solo hará que se hable de dar el pecho, sino que animará y ayudará a que muchas personas se animen a comenzar con la lactancia y que nadie se sorprenda de ver a una madre amamantando en cualquier espacio público”.

Marcos Rey también se refirió a esta cuestión señalando que “todavía hay gente que cuando ve a una mujer dando el pecho a un niño no lo ve bien. Se trata de reivindicar que es algo natural, sea en un sitio público o privado; es un derecho que tienen las mujeres. Además, darle el pecho a un niño tiene muchos beneficios para la salud”.

En este sentido, desde Vila Láctea recuerdan algo tan básico como que la lactancia es a demanda y que las tomas “pueden pillarte en cualquier lugar”, motivo suficiente para que las mujeres se desprendan de viejos estigmas y de ese miedo social a amamantar a sus hijos en lugares públicos.

Numerosos beneficios para la salud

Las madres que optan por la lactancia la ven beneficiosa por los componentes sociológicos, fisiológicos y afectivos que conlleva, pero el proceso no suele ser fácil, ya que suelen surgir dudas, de ahí la importancia de estos grupos de apoyo en el que sentirse comprendidas y respaldadas. Las reuniones sirven para que las mujeres se sientan identificadas con otras madres y también para aprender de las experiencias de las demás, así como para ganar confianza a la hora de tomar la decisión de amamantar a sus hijos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia se prolongue durante los dos primeros años de vida del bebé. Entre otras cosas, supone un aporte nutricional adecuado a sus necesidades y favorecerá un mejor desarrollo fisiológico, inmunológico y psicomotor. También recibe un factor protector frente al síndrome de la muerte súbita del lactante y disminuye el reflujo, ayuda a eliminar el meconio y favorece la maduración intestinal, además de aportar anticuerpos contra infecciones y prevenir la diabetes, cardiopatías e hipercolesterolemia.


Compartir el artículo

stats