Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cien pontevedreses sufre algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal

El CHOP cuenta con más de 1.700 pacientes en la unidad especializada del servicio de Digestivo. Las dolencias más frecuentes son la de Crohn y la colitis ulcerosa

La doctora Estela Fernández Salgado. GUSTAVO SANTOS

Uno de cada cien pontevedreses sufre algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal. “Es una incidencia muy alta para una enfermedad de este tipo, que está muy relacionada con los países occidentales, muy desarrollados. En España, de hecho, todavía estamos en una fase de ascenso de casos y en Galicia se nota todavía un poco más ese aumento”, resume la doctora Estela Fernández Salgado, especialista de área en el servicio de Aparato Digestivo del Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP.

Cuando se termina la Semana Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, la facultativa destaca que cada vez más se detectan casos en franjas de edad “no tan habituales”, como niños o ancianos, “frente a la edad media de los 20 a 40 años en la que se diagnosticaban hasta ahora”. En este sentido, señala los riesgos que esto conlleva, ya que en edad infantil puede afectar seriamente al desarrollo del menor y en edades avanzadas los pacientes llevan emparejadas otro tipo de patologías de tipo crónico.

Cada vez hay más diagnósticos en edad infantil o en ancianos

decoration

El lema de este año es “La Enfermedad Intestinal no tiene edad” y se centra, especialmente, en la de Crohn y la colitis ulcerosa.

“Son enfermedades que tienen el mismo trasfondo y origen, pero son distintas porque la de Crohn puede afectar a todo el aparato digestivo, desde la boca hasta el ano, así como a la pared del intestino, mientras que la colitis ulcerosa afecta al colon, no es una afectación tan profunda”, resume la doctora Fernández Salgado.

La unidad especializada del servicio de Digestivo del CHOP cuenta con alrededor de 1.700 pacientes, de los que la mayoría sufren Crohn o colitis ulcerosa.

Síntomas más comunes

Los signos de alarma que llevan a los pacientes a los especialistas de esta área son síntomas como la diarrea, “a veces con sangre”, asociada generalmente a dolor abdominal, pérdida de peso y la aparición de anemia, entre otros.

“Así como antes los casos tardaban más en diagnosticarse, hoy en día, en general, el diagnóstico se consigue en poco tiempo, unos meses en la mayor parte de los casos. Se dilatan más en casos con síntomas leves, que vienen y van”, asegura Estela Fernández.

La causa de este tipo de dolencias es multifactorial: factores genéticos, medioambientales, del sistema inmune, de la microbiota (las bacterias del intestino)... “Estamos hablando de la alimentación, el consumo de tabaco, el estrés, algunos tratamientos... que pueden desencadenar el desequilibrio. No hay una sola causa. Ni todo es genética ni medioambiental”, subraya la especialista del CHOP, que añade que “no porque tú la tengas tu hijo la va a tener; suele haber un desencadenante”.

Los síntomas más frecuentes son la diarrea, “a veces con sangre”, asociada generalmente a dolor abdominal, pérdida de peso y la aparición de anemia

decoration

Respecto a los tratamientos, no todos los pacientes necesitan cirugía, aunque en la enfermedad de Crohn es más frecuente que en la colitis ulcerosa.

“La mayoría de los tratamientos que utilizamos bloquean una parte del sistema inmunológico, que está desequilibrado. La cirugía se utiliza cuando ya no queda más remedio”, informa.

El diagnóstico, cuanto antes, mejor. “Está claro que cuanto antes tengamos un diagnóstico y empecemos con un tratamiento retrasaremos ese daños que se puede ir generando en el intestino. Cuanta menos inflamación haya, más control de la enfermedad. Sobre todo en los pacientes de Crohn, ya que cada brote puede dejar secuelas en el intestino”, informa la doctora.

Baño para ostomizados

En el año 2017, el Hospital Montecelo de Pontevedra se convirtió en el primero de España en instalar un baño adaptado para personas ostomizadas (que tienen una abertura artificial en el cuerpo creada quirúrgicamente para permitir el paso de orina y heces al exterior). En la actualidad ya cuenta con dos de estos WC públicos.

Compartir el artículo

stats