Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La centolla inicia su reinado

Comienza la temporada de este crustáceo, que ayer rozó los 19 euros en la subasta en las lonjas y desde hoy podrá encontrarse en plazas de abastos, pescaderías y restaurantes

12

La centolla regresa a las mesas Gustavo Santos

Pocas centollas pero de gran calidad. Es el resumen de la primera jornada de la temporada de este crustáceo, que ayer llegó a las lonjas de la comarca y que desde hoy se podrá encontrar en plazas de abastos, supermercados, pescaderías y restaurantes. Es la reina del marisco, la más codiciada, y muestra de ello es el precio que alcanzó ayer en las subastas, rozando los 19 euros en la lonja de Portonovo. El mar manso y con aguas claras y frías no ayudó a que la campaña se iniciara con altas cifras de capturas. Esta combinación, que dista mucho de ser la ideal, parece que se mantendrá durante los próximos días, con los pescadores pendientes de las condiciones meteorológicas, sobre todo de la previsión de futuros temporales que provoquen que haya algo de mar de fondo y, por tanto, más movimiento para que “el marisco salga”.

Así lo expresó el patrón mayor de Sanxenxo, Sauro Martínez, que se muestra optimista con esta temporada, pues “hay más centollas de las que hemos podido coger hoy (por ayer)”. Ninguno de los 16 barcos con los que cuentan en la Cofradía Santa Rosalía llegó a la cuota máxima de captura para esta especie, que es de 35 kilos por embarcación y día y otros 35 por cada tripulante enrolado y a bordo. Aún así, las sensaciones entre los marineros y los propios compradores son de que la temporada del crustáceo va a ser buena.

La impresión entre la flota es que a medida que la campaña avance la calidad de las capturas y los precios irán en aumento. “Si el primer día con estas condiciones de mar, que no son favorables para esta especie, pudimos coger el cupo o estar muy cerca cuando lleguen los primeros temporales y el mar de fondo la cosa tiene que ir a mejor”, expresaba desde Cangas el patrón del “Irene y Brais”, Alberto Bouzón Graña. A la espera de balances oficiales de este arranque de temporada, que pueden tardar varios días en conocerse, no cabe duda de que la de ayer fue otra jornada importante para el sector.

Las cotizaciones de ayer poco tienen que ver con las de la apertura de hace justamente un año, cuando la situación general estaba marcada por una nueva ola del coronavirus y con restricciones que afectaban sobre todo al canal de la restauración y la hostelería. El año pasado el precio máximo registrado en Portonovo rondó los 12 euros, muy por debajo de lo habitual, y en O Morrazo, los 13,50 euros, aunque también es cierto que al final de la temporada el balance fue positivo.

En la jornada inaugural de la campaña anterior, es decir, el 9 de noviembre de 2020, las lonjas de las provincias de Pontevedra y A Coruña subastaron un total de 14 toneladas de centolla, por valor de 100.000 euros.

La crisis de suministros también preocupa al sector, ya que se ha experimentado una “subida de la Seguridad Social y el gasoil está disparado, ha subido 20 céntimos este año”, lo que les hace temer que “no podamos repercutir esto en los precios” para obtener la rentabilidad deseada.

“Hoy (por ayer) es el primer día y no es indicativo de la cantidad, pero sí de la calidad. Y es muy buena”, aseguraba durante un intermedio de la subasta en la lonja de Cangas José Luis Fontán, responsable de Mariscos Islas Cíes, que hizo la primera parada a un precio de casi 18,80 euros. El mismo importe que se registró en la lonja de Bueu, donde la venta comenzó nada más concluir en Cangas.

La mayoría de los barcos pudieron coger la cuota que tenían autorizada, pero sin grandes alardes. Era algo perfectamente palpable sobre las mesas de la subasta, donde no se veían las grandes cantidades de otros años. “Eso también es bueno. No conviene que se llene en los primeros días porque luego cuando llegamos a diciembre y a las navidades escasea”, afirma el patrón del barco cangués “Talibán”, Iván Domínguez.

En cuanto a la lonja de O Grove, se despacharon alrededor de 3.500 kilos de centollas, ingresando 47.241 euros tras marcar por la misma un precio mínimo de 9 euros y un máximo de 24.

Una parte del sector dice que será “un año de escasez” y que no se alcanzó el cupo establecido, con pescadores que creen que “la campaña arranca demasiado pronto” y otros que “están encontrando demasiadas centollas vacías”, según explica Ruperto Costa, patrón mayor de Cambados. La opinión no es general, pues hay pescadores de este crustáceo y armadores que mantienen todo lo contrario. En este caso, muchos de O Grove que incluso pronostican una “campaña de abundancia”, a juzgar por la facilidad con la que ayer se toparon las primeras centollas. Y eso que las jornadas iniciales siempre suelen ser flojas.

Compartir el artículo

stats