Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La supervisión técnica de las mejoras en la depuradora de Placeres durará hasta el verano

Augas de Galicia pone en funcionamiento los nuevos sistemas bajo vigilancia de la empresa adjudicataria de las obras

Fase de obras en la depuradora de Placeres el pasado mes de agosto. | // GUSTAVO SANTOS

La renovada depuradora de Placeres, pieza básica para lograr el saneamiento de la ría, y en pruebas desde hace unos meses, prolongará su supervisión técnica hasta el próximo verano. Según Augas de Galicia, la planta, con sus mejoras valoradas en 16 millones de euros “ya está funcionando al completo”, si bien la empresa adjudicataria de las obras mantendrá el control del sistema al menos nueve meses más, ya que “los contratos de aguas en depuradoras siempre incluyen un periodo largo en el que la empresa está presente por si algo falla después de acabar las obras”, según las mismas fuentes oficiales.

La mejora de la depuradora (a la espera de que se decida en el futuro ampliar las instalaciones) supone una inversión por parte de la Xunta de 16,5 millones de euros y “contribuirá a una mejora significativa de la calidad de las aguas de la ría de Pontevedra”, toda vez que esta planta presenta numerosas deficiencias y es la que arrastra más incumplimientos de las directivas europeas de toda Galicia.

La Xunta indica que esta reforma tecnológica en la depuradora de Placeres permitirá mejorar sustancialmente a corto plazo la depuración de las aguas residuales de los municipios de Marín, Poio, Pontevedra y Vilaboa, con el objetivo de cumplir los límites de vertido marcados por la directiva europea. La intervención recoge la remodelación del tratamiento secundario existente, con el fin de garantizar la correcta depuración de hasta 900 litros por segundo de agua residual.

La solución ejecutada consiste en la modificación del reactor biológico existente, para disponer de un tratamiento de lecho móvil y una posterior clarificación de las aguas, mediante un proceso físico-químico con lastrado por microarena, según explica la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Adicionalmente, se amplió la línea de fango para tener en cuenta las nuevas aportaciones y se realizaron una serie de actuaciones previas para mantener el funcionamiento de la depuradora durante las obras.

El departamento autonómico recuerda que esta actuación se completará con la construcción del nuevo emisario submarino, que ya está en ejecución y permitirá una mejor devolución de las aguas limpias a la ría, dando cumplimiento a los compromisos adquiridos con la Unión Europea. Estas obras suponen una inversión de la Xunta de 12 millones de euros.

Una tuneladora para ejecutar el emisario submarino

El otra gran hito de este plan de saneamiento es el segundo emisario submarino para el vertido a la ría del agua que depure la planta de Lourizán. Será a principios de 2022 cuando llegue “una tuneladora especial”, para iniciar la construcción de esa canalización, según anunció hace unos días en Pontevedra la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez. Según sus explicaciones, será “un procedimiento constructivo único en España”. La conselleira aseguró que los presupuestos de 2022 para Galicia permitirán dar un “gran impulso al saneamiento”, gracias a los 9 millones de euros consignados a los trabajos del emisario submarino de Placeres, “que permitirá una mejor devolución de las aguas limpias a la ría”. Vázquez indicó que tras la fabricación de las enormes tuberías para esta obra, que ya están acopiadas en el lugar, las obras comienzan a hacerse visibles sobre el terreno. Se avanza además en los pilotes de las cámaras del emisario y se espera para enero la llegada de esa gran tuneladora especial. La ejecución de este segundo emisario, al igual que mantener la depuradora en Placeres, ha sido objeto de quejas por parte de la plataforma vecinal de Lourizán. Este colectivo subraya que “este emisario se construye porque en la concesión de la prórroga a Ence se obligaba a que los residuos industriales de la pastera se separaran de los de la depuradora, pero sobre esa prórroga pesan ya tres sentencias de la Audiencia Nacional que la declaran nula, por lo que mientras no se resuelvan los recursos (ante el Tribunal Supremo) es una falta total de responsabilidad invertir más dinero en la planta de Placeres”.

Compartir el artículo

stats