Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las emociones a través del color

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Pontevedra lleva años empleando la arteterapia como mecanismo para mejorar la salud mental y el bienestar social

Julia Pastor Mendieta en la sede de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados con obras realizadas en los talleres. // GUSTAVO SANTOS

Cuando no estaba tan extendido su uso o no se le daba la importancia que realmente tiene, el fundador de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Pontevedra, Manuel Suárez, decidió apostar por la pintura como una herramienta terapéutica para ayudar a los usuarios de su entidad a comunicarse, a reducir el estrés, a superar y gestionar diferentes problemas emocionales y contribuir a la recuperación de su salud mental.

Para ello depositó toda su confianza en Julia Pastor Mendieta, quien había realizado una formación específica sobre este método de expresión de las propias emociones a través del arte y quien comenta que le está inmensamente agradecida al fundador de la entidad por aquella oportunidad, puesto que indica que “él supo ver que esta terapia no es agresiva y que facilita que podamos expresar emociones que muchas veces nos cuestan verbalizar por lo dolorosas que resultan, pero no solo para el que las vive, sino también para el que las tiene que escuchar, y esto fue lo que a Manuel le gustó”.

Desde entonces, esta arteterapeuta puso en práctica todo lo aprendido no solo con usuarios de la propia entidad, sino que fue más allá y llevó esta terapia expresiva a otras entidades y también a diferentes administraciones, entre las que destaca instituciones penitenciarias.

Diferentes experiencias

En la actualidad, Pastor es la responsable de impartir un curso realizado en colaboración con el Concello de Pontevedra que permitirá ayudar a 25 personas a mejorar su estado anímico y apunta que “nos encontramos en un momento delicado y gracias a la pintura se puede conseguir gestionar emociones que a veces ni siquiera podemos verbalizar porque no somos capaces de ponerle nombre, pero que están ahí y que repiten patrones de conducta que muchas veces nos complican la vida. A través del color y la arteterapia estas emociones se pinta, se gestionan y se pueden trabajar”.

Julia Pastor comenta que entre las principales ventajas de esta técnica terapéutica destaca el hecho de que “no son ejercicios agresivos para la persona que la practica, puesto que al no verbalizar los sentimientos o pensamientos y al utilizar la acuarela u otras técnicas de pintura se logran excelentes resultados y sus beneficios para el participante en los talleres están más que constatados”.

"La gente que no tiene ninguna noción de pintura suele dejar que esos problemas o esas emociones fluyan mejor no tanto con un sentido artístico, sino que usan el color de una forma más emocional"

decoration

En este sentido, la arteterapeuta de Alcohólicos Rehabilitados hace referencia a que, tras su dilatada experiencia, “ahora que tengo una cierta edad, si echo la vista atrás, puedo afirmar que resulta una terapia muy agradable para la persona que la trabaja y le ayuda muchísimo a conocerse a sí misma, a conocer su temperamento y a controlar sus impulsos. Y resulta muy interesante poder mejorar y trabajar todo esto a través del color”, pone a modo de ejemplo.

En este sentido, Julia Pastor señala que este método resulta beneficioso para cualquier persona: “No necesariamente tiene que haber un problema de base, aunque hoy en día eso resulta difícil, pero me refiero a que cualquier persona que quiera mejorar o simplemente tener más consciencia de su temperamento o controlar sus impulsos obtendrá importantes beneficios gracias a este tipo de pintura”.

No hace falta ser un experto

Quizás el hecho de no saber pintar podría impedir que alguna persona se animara a probar este tipo de terapia expresiva, pero Julia Pastor afirma que, más bien al contrario. A este respecto asegura que “la gente que no tiene ninguna noción de pintura suele dejar que esos problemas o esas emociones fluyan mejor no tanto con un sentido artístico, sino que usan el color de una forma más emocional, mientras que una persona que sepa pintar probablemente se sienta más condicionada por su estilo, quizás sea más cuadriculada, o se sienta más sujeta a la idea de que lo que tiene que hacer sea arte. A veces para ella salirse de la forma es una barrera y puede costarles llegar a esa parte de gestionar el color como terapia”.

En cuanto a asociar determinados colores a sensaciones o sentimientos, esta arteterapeuta comenta que “como todo, la arteterapia también conlleva un aprendizaje y es importante que la persona que lo trabaja conozca qué es lo que la lleva a determinados colores, así como que aprenda a interpretar sus emociones a través del color. No se trata de pintar sin más, tiene que ser dirigido por la terapeuta para lograr esas respuestas”.

Pastor insiste en que esta terapia resulta fundamental en la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados y explica que, en la actualidad, la entidad atraviesa un momento “delicado” con gran volumen de trabajo y se muestra muy agradecida con todas las administraciones que han colaborado con ellos, destacando la implicación del concejal de Benestar Social, Marcos Rey, en relación a la salud mental.

Un curso para ayudar a gestionar cambios vitales

En colaboración con la concejalía de Benestar Social, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Pontevedra puso en marcha esta misma semana el curso “A cor do benestar”, un taller de arteterapia que se desarrollará de manera gratuita y durante ocho sesiones en la Casa Azul con el objetivo de ayudar a un grupo integrado por 25 personas a gestionar cambio vitales y a mejorar su estado anímico a través de la pintura. En esta ocasión, el obradoiro que impartirá la propia Julia Pastor está dirigido a personas cuidadoras de enfermos crónicos, personas dependientes, con discapacidad o personas que se encuentran en una situación de convalecencia. En este taller, los participantes podrán trabajar aspectos como la empatía a través del color o la biografía de la autoestima. El concejal de Benestar Social, Marcos Rey, explicó que “con esta formación preténdese incidir directamente no benestar biopsicosocial integral”, con clases en las que se fomentará un clima positivo, “xa que o feed back será fundamental para acadar un grupo vivo a través da cor e as emocións que se xeran no propio espazo de traballo”, destacó Rey. Asimismo, el edil del PSOE indicó que “a arteterapia é unha ferramenta moi útil para desenvolver procesos que axuden ao ser humano en momentos de dificultade, épocas de tránsito, contextos de estrés ou de ansiedade”.

Compartir el artículo

stats