Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alquileres en el casco histórico se reactivan y encarecen la cuota media hasta los 505 euros

Viviendas en alquiler en Pontevedra.

Viviendas en alquiler en Pontevedra. Gustavo Santos

El casco histórico de Pontevedra, donde se están llevando a cabo numerosas rehabilitaciones de viviendas e incluso edificios completos, es hoy por hoy la zona que más alquileres ha oficializado en lo que va de año, con 158 de los 703 de todo el municipio. Pero no es algo nuevo, sino que la tendencia ya viene del pasado 2020, cuando fueron 276 en ese perímetro.

Así se desprende del último estudio hecho público por el Obervatorio da Vivenda de Galicia del Instituto Galego da Vivenda e Solo de la Xunta. Según estos datos, las viviendas de las calles del casco histórico, básicamente entre la basílica de Santa María y la Praza de Barcelos, han sido en los primeros ocho meses del año, de enero a agosto incluidos, las más demandadas, bien porque la oferta era más elevada, bien porque la ubicación figura entre las mejores de la ciudad, en pleno centro.

Esto ha provocado un ligero incremento en la cuota mensual, de alrededor del 4%, al pasar de 485,7 euros de media el alquiler en 2020 a los 505,5 actuales.

Hay que recordar que en esta zona en concreto muchas de las viviendas no cuentan con plaza de garaje, motivo por el cual no siempre los demandantes de pisos de alquiler se decantan por ellos pese a un posible bajo precio.

Desde Joaquín Costa

La segunda zona de la ciudad en la que más contratos temporales de alquiler se firmaron es la que abarca desde la calle Joaquín Costa hasta A Parda y Conde Bugallal, es decir, la Este.

Fueron 147 en ocho meses de este año (199 en todo el año de la pandemia). La media de los alquileres es de 484,4 euros y también se produce un incremento, aunque solo de un 2%, ya el año pasado la cifra media era de 474,1 euros, según el Observatorio da Vivenda de Galicia.

Asimismo, en tercer lugar se sitúa el área que abarca desde el Gorgullón, parte de Campolongo, Mollavao, Corbaceiras y Rosalía de Castro. En estas calles se firmaron 136 contratos de alquiler este año y 208 el pasado.

En este caso, el precio medio por mes es el más elevado de toda la ciudad, con 535,3 euros, con un incremento interanual superior al 3% (518,5 euros en 2020).

Una bajada en el centro

En cuanto a la zona más céntrica del casco urbano, la de Michelena, Benito Corbal, Sagasta, Praza de San Xosé y parte de Campolongo, ha aportado 114 contratos de arrendamiento entre enero y agosto de este año, así como 171 en 2020.

También en este caso el precio medio a pagar por mes es elevado, con 533 euros, pero curiosamente se ha producido una bajada de un 3,4%, ya que el año pasado la cuota media fue de 552 euros.

Por otra parte, desde la orilla del río del puente de Santiago, en la zona de Juan Bautista Andrade, A Xunqueira y A Gándara, aunque las cifras son mucho menores en formalización de alquileres, hay que tener en cuenta unos nada despreciables nuevos 60 contratos. Esta zona, obviamente, baja la media de alquiler considerablemente hasta los 425,1 euros. Pese a todo, también hay que destacar un pequeño incremento interanual, puesto que en 2020 la media era de 405 euros.

Y en el área más cercana, la de Lérez, aunque solo se firmaron ocho contratos de arrendamiento este año, el precio medio fue de 438,1 euros al mes. Eso sí, con una importante rebaja respecto al período anterior, cuando el alquiler se situaba en unos 491,4 mensuales.

Respecto al barrio de Monte Porreiro, no figura entre los que más alquileres ha movido este año, pero sí entre los que mejores precios ofrece. Vivir en esta zona, a pocos minutos en coche del centro, e incluso a un agradable paseo a pie, cuesta una media de 362,8 euros cada mes.

Este año se firmaron 31 contratos de alquiler y el anterior fueron 41, aunque ligeramente más económicos, a 383,7 euros.

Barrio de Lourizán

En lo referido a los barrios de Lourizán y Os Praceres, ha habido poca actividad en este sentido, con cinco cada uno. Eso sí, en el caso de Lourizán el precio medio, 336 euros, es mucho menor que el de la media de los contratos oficializados en Praceres, de 448 euros.

La tercera ciudad más cara

Pontevedra es la tercera de las siete grandes ciudades gallegas con el alquiler más caro, según la estadística elaborada por el Observatorio da Vivenda de Galicia.

En la Boa Vila el alquiler medio este año se sitúa en los 493,4 euros. Es más caro en A Coruña, con 524,5 euros de media, y en Vigo, con 527,3.

Las mejor paradas son Ferrol, con una media de 380,8 euros; Lugo, con 403,6 euros; Ourense, con 426,9, y Santiago de Compostela, con 474,2 euros.

Compartir el artículo

stats