Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aceras más anchas, pasos de peatones elevados y límite de velocidad a 30 Km/h en la carretera vieja de Estribela

Presentación del proyecto para el tramo de 500 metros en Estribela. Gustavo Santos

El proyecto de acondicionamiento de la carretera vieja de Marín (Po-546) en Estribela, entre la rotonda de la entrada del Puerto de Marín y el límite entre ambos concellos, fue publicado hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG) para su sometimiento a información pública. Se trata de la primera fase de las obras en este vial entre los puntos kilométricos 4+400 y 4+890. Está previsto que en el primer trimestre de 2022 se liciten los trabajos, con una duración aproximada de 12 meses.

Se llevarán a cabo actuaciones importantes en estos primeros 500 metros, una zona muy urbanizada y con un tráfico intenso de unos 5.000 vehículos diarios. “Se trata de una obra muy demanda y esperada con la que se mejorará la seguridad”, subrayó la conselleira Ethel Vázquez, que presentó a la prensa el proyecto de acondicionamiento de este primer tramo acompañada por el jefe del servicio provincial de Infraestruturas de la Xunta en Pontevedra, Miguel Ángel González Juanatey, y el delegado territorial de la Xunta en la provincial, Luis López.

El presupuesto para esta primera fase de reforma de la carretera vieja de Marín es de 868.331,57 euros, de los cuales alrededor de 832.500 se destinarán a las obras y 31.630 a las expropiaciones

decoration

Destacaron que una serie de desniveles importantes, en algunos casos de hasta diez metros, complicaron la propuesta, que ya ha sido redactada y que ahora se somete a información pública, con posibilidad de presentar alegaciones hasta el próximo 3 de noviembre, ya que en el proyecto se tendrán que ejecutar expropiaciones de al menos una docena de fincas.

Las claves de la reforma son la ampliación del ancho de las aceras, la creación de tres pasos de peatones elevados, la instalación de 26 luminarias, de marquesinas el fresado y la reposición del firme, así como de elementos de drenaje y servicios afectados y de señalización, tanto marcas viales como señalización vertical. Este tramo de medio kilómetro tendrá una velocidad máxima de circulación de vehículos de 30 kilómetros por hora y sufrirá una reordenación de las zonas de aparcamiento, con previsible eliminación de plazas al ensancharse las aceras.

El presupuesto para esta primera fase de reforma de la carretera vieja de Marín es de 868.331,57 euros, de los cuales alrededor de 832.500 se destinarán a las obras y 31.630 a las expropiaciones.

Paralelamente a este proyecto, la Xunta trabaja ya en el estudio de alternativas en el resto de la PO-546 para culminar su reforma integral y dando respuesta a una vieja demanda de los vecinos, que han criticado en numerosas ocasiones la escasa seguridad vial en la zona. Precisamente, en el mes de mayo fallecía una mujer de 68 años atropellada a plena luz del día por un vehículo que atravesó los dos carriles de la calzada y se subió a la acera arrollando a la vecina de Marín, que circulaba con su nieta de seis años, que resultó herida grave.

Compartir el artículo

stats