El área sanitaria de Pontevedra alcanza las 200 víctimas mortales al fallecer un hombre de 85 años en Montecelo

Es el muerto número 19 en un mes en una jornada en la que se bajó de los 700 casos activos

Un cribado en Poio

Un cribado en Poio / Gustavo Santos

El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés ha sumado este sábado su víctima mortal número 200 desde que comenzó la pandemia tras notificar el Sergas el fallecimiento de un hombre de 85 años en Montecelo, con patologías previas.

Con esta son ya 19 las personas muertas por COVID en el último mes, y ha sido notificada en una jornada en la que el área se situaba por debajo de los 700 casos activos de COVID. En concreto, el Sergas ha notificado este sábado un total de 689 contagiados, 42 menos que en la jornada anterior. Además desciende la presión asistencial con 19 hospitalizados, tres menos que el viernes, si bien no hay altas en la UCI de Montecelo, que continúa con cinco pacientes.

En las últimas 24 horas se han detectado 23 nuevos casos mediante pruebas diagnósticas si bien el número de altas en la jornada es de 66, hasta un total de 20.215 curados desde el inicio de la pandemia.

Este sábado, el municipio de Cerdedo-Cotobade estrena el nivel alto de restricciones debido a la escalada de casos de los últimos días. En este nivel, que comparte con Ponte Caldelas, el Sergas establece una limitación de reunión de seis personas en el interior y diez en el exterior y entre la 1.00 y las 6.00 solamente se permite la reunión de convivientes.

En los establecimientos de hostelaría y restauración. el aforo en el Interior se reduce al 30% y en terrazas, al 75%, mientras que el ocio nocturno solo se permite en terrazas al 75% y los locales deben cerrar a la una de la madrugada.

Además, este sábado se lleva a cabo un cribado masivo en el pabellón de Tenorio con 1.300 vecinos convocados, entre 20 y 49 años.

Otro cribado, esta vez en Poio, se celebra el lunes y el martes en el pabellón de A Seca. En este caso se ha citado a 3.000 personas entre 15 y 39 años.