Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra

Al rico sabor del “Cheesecake”

La hostelería de la Boa Vila invita a los más golosos a celebrar el Día de la Tarta de Queso

Arón Álvarez muestra una porción de tarta de queso.   | // RAFA VÁZQUEZ

Arón Álvarez muestra una porción de tarta de queso. | // RAFA VÁZQUEZ

El Día Mundial del “Cheesecake” vive este año en Pontevedra un sentido homenaje al queso gallego y a la tarta, como su forma dulce, que además se sostiene en una iniciativa para apoyar a la hostelería local. Se trata de aportar un granito de arena para dinamizar las ventas de los negocios locales, como es el caso del Bar Os Maristas, en la Plaza de A Verdura, y la Vinoteca Bagos, en la calle Michelena, que ofrecen a los comensales un regalo por cada porción de pastel consumido.

Y es que aunque se trata de un receta muy conocida, existen inmensidad de versiones, recetas y quesos con los que se puede elaborar esta tarta. Se cree que es un postre originario de la antigua Grecia; pues, según la leyenda, una de las primeras veces que se elaboró fue durante los primeros Juegos Olímpicos de la historia, en el año 776 antes de Cristo. La razón principal para ofrecer este pastel a los deportistas no era otra que ayudar con su gran aporte proteico a conseguir la energía necesaria para alzarse con los mejores resultados en las pruebas atléticas.

Ahora bien, no fue hasta la invención del queso crema en América, concretamente en el año 1872, cuando este postre dio el salto definitivo al estrellato de la repostería. En Pontevedra podemos encontrar una gran variedad de locales que ofrecen su versión, ya sea más tradicional o innovadora. En el caso del recientemente inaugurado Bar Os Maristas, encabezado por el cocinero Arón Álvarez, su apuesta “es ir contracorriente”.

“Ahora que están de moda las tartas cremosas, nosotros queremos ofrecer una receta un poco más tradicional”, explicó Arón. Se trata de una tarta caliente, elaborada en horno, y con galletas recién hechas por los propios cocineros de Os Maristas. “Pensamos que es una buena manera de diferenciarnos, porque lo habitual es triturar galleta industrial para hacer la base de la tarta y no ponerse a elaborar la masa”. Otra de las características de esta “cheesecake” es la esponjosidad. Arón revela su secreto: “la hacemos con claras montadas, lo que requiere un gran cuidado, pero el resultado merece la pena, la tarta suena en el plato”.

El cocinero de Os Maristas muestra su propuesta de tarta de queso/ Gustavo Santos

En Os Maristas lo tienen claro: “puede que la tarta de queso no sea la más original, pero, desde luego, es una de las más sabrosas”. Para muchos golosos parece tarea imposible elegir entre el chocolate y el queso, pero Arón Álvarez ve en el pastel amarillo una pequeña ventaja “siempre queda sitio para el postre, pero en aquellos casos en los que el chocolate resulte demasiado pesado, el pastel de queso es la opción perfecta, y especialmente para esos comensales que consideran el chocolate muy dulce o empalagoso”.

La Vinoteca Bagos es otro de los establecimientos de hostelería que no dudaron en sumarse a la fiesta del queso. Y es que aunque parezca sorprendente el vino y el queso se llevan estupendamente. Pablo Romeo es el maestro repostero del establecimiento y cuenta que su tarta de queso “se constituye a base de queso crema, yogurt y arándanos, sirviéndose templada a la mesa”. La Vinoteca Bagos dispone de tres elaboraciones reposteras más en su menú, pero Romero considera que el pastel de queso “es uno de los más demandados por los pontevedreses”.

Ambos locales de restauración coinciden en la importancia de cada una de las campañas que se lanzan como una forma de ayuda para recuperar la plena normalidad en el sector, a pesar de las continuas restricciones de aforo que impone la pandemia. “Cada gesto es importante, nosotros estamos muy agradecidos con todas las promociones que salen adelante”, confesó Arón Álvarez.

Compartir el artículo

stats