Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El drenaje linfático, una esperanza contra el cáncer desde Pontevedra

Investigadoras de la Facultade de Fisioterapia comprueban la efectividad del tratamiento en mujeres mastectomizadas

El estudio se realiza en la Facultade de Fisioterapia de Pontevedra

El estudio se realiza en la Facultade de Fisioterapia de Pontevedra FdV

Una de las problemáticas derivadas de la realización de una mastectomía a las mujeres afectadas por un cáncer de mama es la aparición del linfedema, la hinchazón del brazo afectado por la extracción de los ganglios linfáticos, que deriva en una merma de movilidad, dolor, sensación de pesadez o falta de sensibilidad en el miembro afectado. Frente a esta patología, la realización de un drenaje linfático manual por parte de las y los fisioterapeutas se ha mostrado como un tratamiento eficaz a la hora de reducir la acumulación de linfa que provoca esta hinchazón y las problemáticas que se derivan.

Comprobar la efectividad de mantener en el tiempo este tratamiento, en una fase de mantenimiento del linfedema, es el objetivo del estudio que investigadoras del grupo FS1 de la Facultade de Fisioterapia desarrollan en estos meses en colaboración con la Asociación Galega de Linfedema, Lipedema, Insuficiencia Venosa Crónica y otras patologías vasculares periféricas ( AGL).

“El drenaje linfático se aplica en etapas tempranas y nosotros lo que queremos demostrar es que hay que realizarla también en una fase de mantenimiento a lo largo de la vida”, apunta Eva María Lantarón, decana de Fisioterapia e investigadora principal de este estudio junto con las investigadoras de la facultad Mercedes Soto, Rocío Abalo e Iria De la Cuña. En el marco de la colaboración que mantienen con esta asociación, el estudio busca “demostrar los beneficios” de ese tratamiento de mantenimiento que reciben sus socias, lo que en estas semanas llevó a las investigadoras del campus pontevedrés a realizar las primeras de una serie de evaluaciones a las cerca de 40 mujeres participantes en el estudio. “Todas ellas”, explica Lantarón, “son pacientes que se vieron afectadas por un cáncer de mama, que padecen linfedema tras la mastectomía y que, después del drenaje linfática inicial, continuaron recibiendo tratamiento por parte de las y los fisioterapeutas que colaboran con la asociación”.

Una de las investigadoras FdV

La llamada “terapia descongestiva compleja”, que engloba la realización del drenaje linfático junto con una serie de ejercicios terapéuticos, técnicas compresivas y cuidados de la piel, constituye el tratamiento habitual frente al linfedema en una primera fase, habiendo mostrado su eficacia, como señala Lantarón, a la hora de alcanzar “una clara reducción del edema del tejido subcutáneo”. Tras lograr esta mejora, una segunda fase, en la que se centra el estudio, tendría como objetivo conservar y optimizar los resultados obtenidos y lograr que el edema no vuelva a aparecer. En ese sentido, el objetivo de esta investigación es comprobar la efectividad de esta fase de mantenimiento, puesto que se bien algunos estudios han incidido en sus beneficios, “existen también determinadas corrientes que indican que no es necesaria”, explica.

Mediciones en tres provincias

Las cerca de 40 socias que participan en el estudio, forman parte del Programa de Fisioterapia que AGL lleva desarrollando desde el año 2015 con la colaboración de la Xunta de Galicia (a través de la aportación del 0,7% del IRPF), el Plan de Prioridades de la Fundación ONCE, la Diputación de A Coruña y la Diputación de Pontevedra, y que posibilita que puedan llevar a cabo un tratamiento de mantenimiento a lo largo de todo el año.

Este “ensayo clínico cruzado, aleatorizado y ciego” lleva a las investigadoras del grupo FS1 a realizar mediciones en Vigo, Ourense, Santiago de Compostela y Ferrol, en coordinación con los profesionales que forman parte del programa de Fisioterapia de AGL: Castro y Cena Fisioterapia en Santiago de Compostela; Centro de Fisioterapia Javier Agenjo en Ferrol; Fisiocentrum en Ourense y el Centro de Fisioterapia El Castro en Vigo.

Compartir el artículo

stats