Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un empresario: “No me vacunan porque no tengo en papel el certificado de Arabia”

El Sergas se niega a administrar la vacuna al no tener constancia de la primera dosis

José Manuel Pérez muestra la App de Arabia para la vacunación.

José Manuel Pérez muestra la App de Arabia para la vacunación. Gustavo Santos

El empresario pontevedrés José Manuel Sánchez se vio forzado ayer a enviar un avión con dos trabajadores a Riad, en Arabia Saudita, para conseguir el certificado de haber sido vacunado con AstraZeneca hace medio año, ya que el Sergas se niega inicialmente a administrarle la segunda dosis. Fue la respuesta que recibió este fin de semana en el recinto ferial cuando acudió tras ser llamado para la vacunación.

El responsable de Metalyset, con sede central en Cotobade y que en estos momentos desarrolla proyectos en el Golfo Pérsico y en Hong Kong, explica que “hace 6 meses me vacunaron en Arabia Saudita con la primera dosis de AstraZeneca”, ya que el empresario dispone del Icama, equivalente al carné de residente.

El responsable de Metalyset, con sede central en Cotobade y que en estos momentos desarrolla proyectos en el Golfo Pérsico y en Hong Kong, explica que “hace 6 meses me vacunaron en Arabia Saudita con la primera dosis de AstraZeneca”

decoration

La vacunación, recuerda, es “un requisito base para entrar en obra”, ya que sus profesionales trabajan en importantes equipamientos de soldadura, metalurgia y calderería.

Las autoridades sanitarias árabes “no nos emitieron un certificado”, recuerda el empresario, tras administrar a los profesionales la primera dosis, ya que al igual que Hong Kong controlan la evolución de la pandemia (desde rastreos a población que ha recibido la vacuna) mediante aplicaciones móviles y códigos QR.

Las autoridades sanitarias árabes “no nos emitieron un certificado”, recuerda el empresario, tras administrar a los profesionales la primera dosis, ya que controlan la evolución de la pandemia mediante aplicaciones móviles y códigos QR

decoration

Tienes una App en el móvil que es mediante la que gestionas la vacuna”, explica el empresario, que tras un periodo en Hong Kong (donde también su cuarentena de 21 días y sus movimientos fueron rastreados mediante el big data) “soy el primero que vine de fuera y no pude vacunarme en Arabia Saudita de la segunda dosis”, explica. Se puso en contacto “con el Sergas para explicarle que ya tenía la primera vacuna de AstraZeneca y que entiendo que me tendrían que poner la segunda”.

Del servicio público de salud gallego lo remitieron directamente a los profesionales que trabajan en el recinto ferial. “Me dijeron vete hasta allí, explícales tu situación y tomarán una decisión”, señala el empresario, cuya sorpresa fue mayúscula cuando “me dijeron que no, que no me vacunaban porque no tenía ningún papel; y además que no me iban a vacunar hasta que consiguiese ese certificado, que yo no tengo modo de conseguir”.

App sin actividad

“El certificado los saudíes te lo incluyen en la aplicación del móvil, pero no te lo dan físicamente, y la App no funciona fuera del país”, indica el empresario, que explica que “el domingo es una jornada laboral en Arabia Saudita y tengo que mandar a dos trabajadores en avión a Riad, al Ministerio de Sanidad para que me consigan el documento y a ver si nos lo emiten”.

En una situación se encuentran 35 trabajadores de la comarca de Pontevedra (55 españoles en total) que forman parte en estos momentos del equipo de Metalyset en el Golfo Pérsico, donde desarrolla proyectos desde hace 3 años

decoration

Y es que en una situación idéntica a la suya se encuentran 35 trabajadores de la comarca de Pontevedra (55 españoles en total) que forman parte en estos momentos del equipo de Metalyset en el Golfo Pérsico, donde desarrolla proyectos desde hace 3 años y a donde volverá esta semana. “Solicitaré que allí me pongan la segunda dosis, que imagino que lo harán, pero aquí si no consigo los papeles no me dejan vacunarme”, subraya el empresario.

Compartir el artículo

stats