Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Peluquerías, tintorerías o centros de estética, desesperados por el nuevo “tarifazo” eléctrico

Estos negocios, entre otros, están conectados a la red eléctrica en las horas punta y con aparatos como secadores, lavadoras y planchas, cuyo consumo es de los más altos

La propietaria de la Peluquería Ana Barros y una trabajadora atendiendo ayer a una clienta. |   // GUSTAVO SANTOS

La propietaria de la Peluquería Ana Barros y una trabajadora atendiendo ayer a una clienta. | // GUSTAVO SANTOS

Desarrollan su trabajo en horas punta, de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas de lunes a viernes, y ven imposible esquivar el “tarifazo” del recibo de la luz. Peluquerías, centros de estética y tintorerías sobre todo, pero también cafeterías, restaurantes e incluso dentistas y talleres afrontan la nueva subida de la electricidad con gran preocupación, pues calculan que, en algunos casos, verán cómo sus facturas se incrementan en más de un 50 por ciento.

Varios de los aparatos eléctricos que usan a diario en Vedraesthetica. | // GUSTAVO SANTOS

“No podemos hacer nada, no tenemos opción de adaptarnos a otros horarios, porque no vamos a trabajar por la noche”, lamenta el propietario de la Tintorería Elegante, con varios establecimientos en la ciudad, que también comenta que hasta que no le llegue la próxima factura no será consciente del todo del incremento del gasto, aunque sabe que “se notará”.

Tampoco han hecho cuentas en la peluquería Marga Calviño, en la calle Andrés Mellado, pero sí que esperan un golpe duro. “No sé de dónde vamos a recortar para hacer frente al incremento. Nos afecta directamente que la franja ‘valle’ sea cuando estamos cerrados”, es decir, de 0.00 a 8.00 horas los días laborables y las 24 horas los sábados, domingos y festivos nacionales.

Los pequeños electrodomésticos que producen calor presentan potencias mayores y dan lugar a consumos importantes. Es el caso de los secadores de pelo y en los centros de estética pueden estar hasta cuatro funcionando a la vez. “En algunos trabajos la factura se va a disparar”, comenta la propietaria de la peluquería Ana Barros, en la calle Marqués de Riestra, que apunta también que en la mayoría de estos establecimientos cuentan con calentadores eléctricos de agua para lavar el pelo, además del gasto en lavadoras y secadoras para toallas, protectores, capas y uniformes.

“No podemos subir los precios, esto no puede repercutir en el consumidor final, y mucho menos en estos momentos tan complicados”, destaca Barros.

Los centros de belleza y salud también sufrirán directamente la subida en la tarifa de la luz por el uso de aparatos eléctricos como, por ejemplo, lámparas de rayos UVA o solarium para bronceado. En Vedraesthetica concretamente utilizan en las horas punta aparatos de radiofrecuencia, cavitación, LPG y ‘body sculptor’ para realizar diferentes tratamientos relacionados con la piel, la eliminación de grasa y celulitis y técnicas de adelgazamiento. “No podemos cambiar nuestros horarios para adptarnos al cambio de la tarifa”, recalcan. Además, recuerdan que todos los establecimientos tienen que tener la luz encendida durante sus horas de trabajo y, en algunos casos, en invierno, la calefacción, con lo que la preocupación no es solo a corto plazo.

Además, los centros de estética llevan desde 2012 inmersos en otra dura batalla para mejorar su situación económica: el IVA al 21%. El sector se ha manifestado en varias ocasiones solicitando la vuelta al IVA reducido al 10%, algo que si antes ya era necesario, ahora lo es aún más, pues la caída de la facturación en estas pequeñas empresas ha sido de casi el 40%.

“No podemos trabajar por la noche”

Los responsables de los establecimientos más afectados por la subida de la luz coinciden al señalar que es imposible para sus negocios adaptar sus horarios a las franjas horarias más baratas. “No podemos trabajar por la noche. Llevamos mucho tiempo buscando alternativas energéticas porque nuestro consumo es muy alto, pero aún así no podemos hacer más”, apunta el propietario de la Tintorería Elegante, que explica que las lavadoras, secadoras y planchas están funcionando constantemente porque trabajan no solo para particulares, sino también para otras empresas, y dependen de la demanda que haya en el momento. Las compañías eléctricas llevan semanas contactando con estos negocios ofreciéndoles un cambio para tener tarifas teóricamente mejores, pero los responsables tienen claro que dependen de la buena regulación del Gobierno.

El PP presentará mociones en la provincia

El Partido Popular anunció ayer que presentará mociones en la Diputación de Pontevedra y en los concellos de la provincia para instar al Gobierno central a bajar el precio de la luz actuando sobre determinados impuestos y costes regulatorios. El portavoz del grupo provincial, Jorge Cubela, señala que “esta transición enerxética improvisada e desordenada do Goberno están tendo consecuencias moi negativas para toda a provincia”. Así, dice que las familias “vén como se está incrementando a factura eléctrica mentres a única recomendación que lles fai o Goberno é poñer a lavadora ás doce da noite”. También afecta a los autónomos, “que coas novas tarifas por horas son un dos colectivos máis prexudicados, pois os tramos máis caros coinciden cos seus establecementos abertos”. Y para el tejido empresarial “que cada vez compite en peores condicións co resto de países europeos”.

Compartir el artículo

stats