Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los graneles sólidos permiten al Puerto capear la caída de tráficos por el COVID-19

Es el único que sube respecto a 2019 junto a las descargas de pesca | El descenso del volumen de mercancías hasta noviembre fue de un 12%, superior a la media estatal

Buques operando en el puerto de Marín descargando cereales este mismo año. |   // GUSTAVO SANTOS

Buques operando en el puerto de Marín descargando cereales este mismo año. | // GUSTAVO SANTOS

El balance de los tráficos portuarios hasta finales del mes de noviembre vuelve a demostrar como la especialización del Puerto de Marín en aspectos como el de los graneles agroalimentarios está permitiendo a la rada capear el descenso generalizado de tráficos portuarios que se está registrando debido a la crisis del COVID-19 y la consiguiente caída de la actividad económica en todo el mundo debido a la pandemia.

Los datos hasta noviembre demuestran que esta crisis está afectando al puerto de Marín de manera similar o sensiblemente superior que al resto de los puertos de interés general del Estado. El balance hasta noviembre señala una caída a nivel estatal de un 9,29% de los tráficos, siendo este descenso casi tres puntos superior en el de Marín-Ría de Pontevedra, de un 12,24%.

Así las cosas, el puerto movió hasta noviembre 1,9 millones de toneladas de mercancías, frente a las 2,1 del mismo periodo del año anterior.

Segunda de Galicia

Además es la autoridad portuaria gallega con un mayor descenso de tráfico con la excepción de A Coruña. La rada herculina muestra una importante caída de tráficos de hasta un 22,2%, frente a los 12,6 ya citados de Marín, el 9,43% de Vilagarcía, y el 8,6% de Ferrol. Tan solo gana mercancías en este año tan atípico el Puerto de Vigo, con un crecimiento hasta noviembre del 1,8%.

Por tipo de mercancías se detecta la tendencia ya señalada. Caen todos los tráficos a excepción de dos, los graneles sólidos y la pesca. En cuanto a los primeros, el crecimiento es de un 5,5% en el volumen de mercancía que pasó por los muelles de Marín hasta alcanzar las 804.000 toneladas. Ya en septiembre el propio Puerto destacaba las grandes operativas de descarga que estaban llevando a cabo graneleros que dejaban en Marín cereales y piensos para abastecer las granjas avícolas y ganaderas de Galicia.

La conexión ferroviaria hace muy atractivo además el Puerto de Marín para este tipo de tráficos que permite la salida diaria de al menos un tren con este tipo de carga. Además, la rada cuenta con operadores y maquinaria especializada para este tipo de operaciones, además de una gran capacidad de almacenamiento, siendo además uno de los tráficos del Puerto que cuenta con una certificación europea de calidad.

La otra buena noticia es el incremento de las descargas de pesca, de un 6,01% hasta noviembre respecto al año anterior.

Menos contenedores

Por contra, la situación económica generada por el COVID-19 se considera como principal causa de las importantes caídas generalizadas en otros tráficos como son el de mercancía general (un 22,3% menos pasando de 1,4 millones de toneladas a tan solo 1 millón), o los contenedores (con una caída de un 37,5% muy lejos de las 794.000 toneladas del pasado ejercicio.

Compartir el artículo

stats