Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vuelta más esperada a los columpios

Todo fueron juegos y novedades en el anhelado regreso a los parques, como los dispensadores de gel, y la misma alegría

La vuelta más esperada a los columpios

La vuelta más esperada a los columpios

Aforos máximos indicados en la cartelería, desinfectar oportunamente las manos en el acceso, mantener la distancia o si no se puede garantizar usar mascarilla... La vuelta a los columpios tras el estado de alarma estuvo ayer llena de novedades y retos para aprender, pero las mismas ganas de compartir juegos con los hermanos y compañeros, si bien ahora cuidando siempre de no acercarse a menos de metro y medio.

La Concellería de Desenvolvemento Sostible realizó una inversión de 50.000 euros en la puesta en marcha de medidas de protección y seguridad en los parques infantiles, protocolo que incluye dispensadores de hidrogel en el acceso, cartelería y desinfección diaria de los aparatos y en general las zonas de juegos.

La cartelería lleva la imagen de un Loro Ravachol e invita a tener "sentidiño" en la utilización de los espacios infantiles. En todos se han instalado dispensadores, algunos de ellos automáticos, que han supuesto una inversión de 15.000 euros, si bien Iván Puentes, el responsable de Desenvolvemento Sostible, que acudió con los también concejales Paloma Castro y Tino Fernández a probar los dispositivos, recomendó utilizar a mayores "alguna solución hidroalcohólica" sobre los juegos antes de cada uso. Incide en que "aunque los dispensadores no son obligatorios los iremos instalando en todos los parques a medida que podamos".

13

Los niños regresan a los parques de Pontevedra

Más allá de la extrañeza de los más pequeños, las nuevas medidas no supusieron especial reto para los niños, en una jornada en la que por lo demás se repitieron las escenas familiares habituales.

La diferencia es que en esta ocasión los participantes usan masivamente mascarilla y hacen uso de unas instalaciones adaptadas por las que se felicitaba Desenvolvemento Sostible, que insiste en que la limitación de aforos se lleva a cabo siguiendo "criterios de máxima precaución".

Con una gran población infantil, Pontevedra ha sido pionera en estas adaptaciones y el concejal pone en duda que otros concellos hayan sido tan diligentes en sus respectivos parques infantiles, "entre otras razones", señala, porque su departamento "se tomó la molestia de preguntarle a la Xunta cómo se debía realizar el cálculo de los aforos (aclarándose cuestiones como la necesidad de incluir elementos de juego en el mismo, y de realizar una contratación específica para garantizar esa desinfección de lunes a domingo".

Ajenos a los protocolos de las administraciones, niños, pero también padres, disfrutaban ayer de la energética vuelta a los parques, llena de juegos, risas, ensayos de nuevas normas... Y algunos también un rasguño.

Compartir el artículo

stats