Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Instituto Nacional de Estadística actualiza el padrón

Pontevedra se mantiene como la única de las grandes ciudades gallegas que gana población

El Instituto Nacional de Estadística ratifica el crecimiento de la urbe en medio de un declive que afecta a Galicia y España »Sumó solo 12 vecinos, pero las demás urbes de la comunidad perdieron incluso más de un millar

Pontevedra experimenta el único aumento poblacional de entre las siete principales ciudades de Galicia. El Instituto Nacional de Estadística (INE) así lo recoge, ratificando que la urbe ganó 12 vecinos en un año. El dato es el más bajo de los últimos tiempos pero tiene especial relevancia si se tiene en cuenta que los otros grandes municipios de la comunidad vieron reducir sus habitantes incluso en más de un millar. Oficialmente hay casi 83.000 pontevedreses. La población, en concreto, se queda a solo 54 personas de alcanzar esta cantidad tras un 0,15 por ciento de variación.

La dinámica contrasta sobre todo con la que se produce en los otros núcleos urbanos de referencia en la comunidad, si bien las posiciones de todos ellos en el ranking demográfico se mantienen sin cambios. Las mayores caídas, en términos absolutos, se dieron en las dos ciudades más pobladas. Vigo perdió 1.463 vecinos y se queda con casi 295.000, mientras que en A Coruña la reducción fue de 1.113, dejando el total en 244.810. La tercera mayor caída, en cambio, tuvo lugar en la urbe menos poblada. El declive demográfico se acentúa en Ferrol, con 843 habitantes menos (70.389). Le siguieron Ourense, con una reducción de 637 (106.905); Santiago, donde el padrón bajó en 241 personas (95.800), y Lugo, cuya población bajó en 201 ciudadanos hasta los 98.560. Así lo atestiguan los datos definitivos que el INE publicó ayer referidos al 1 de enero de 2014.

La tendencia a la baja es generalizada. De hecho, la población empadronada en Galicia se situó en 2.748.695 habitantes tras perder 17.245 en un año. De acuerdo con estos datos, el descenso es del 0,62 por ciento. En el ámbito estatal, la población cayó un 0,29 por ciento con 135.538 ciudadanos menos y una cifra total de empadronados de 47.129.783 españoles.

Haz click para ampliar el gráfico

Años al alza

En medio de este panorama, Pontevedra ha sido capaz de mantener su ritmo alcista. El crecimiento es continuado desde hace lustros y, de hecho, permitió incorporar desde finales del pasado siglo casi 10.000 vecinos. En la última década, el municipio ganó, oficialmente, 3.574 habitantes. En 2005 contaba con 79.372 y ya al año siguiente superó la barrera de los 80.000. Precisó de poco más de dos años para alcanzar los 81.000, rebasados en 2009 con 81.576, y el siguiente listón se superó incluso antes, ya que en 2011 contaba ya con 82.400 residentes certificados por el INE. Pero desde entonces la barrera de los 83.000 se resiste. Ésta es una frontera simbólica, ya que ese número no implicaría cambio alguno en materia de tributos o representación. Para el Concello, en cambio, ya se habría sobrepasado. De hecho, el último dato municipal señala la existencia de 83.464 vecinos.

Al margen de esas diferencias entre los números que ofrece La Administración central y los del Ayuntamiento, queda patente la positiva dinámica demográfica de la ciudad del Lérez. Sin ir más lejos, durante todos estos años se ha afianzado como la sexta ciudad de Galicia tras haber superado de largo a Ferrol, cuya regresión poblacional parece no tener fin y a la que ya le saca 12.000 habitantes de ventaja.

Por otro lado, estos últimos datos estadísticos certifican el avance conocido hace un mes y que muestran la otra cara de la moneda en el ámbito comarcal, donde sí hay pérdida de población. En los 14 municipios solo hay tres casos además del pontevedrés que suman nuevos vecinos: Poio, Vilaboa y Cuntis.

Descensos en el área

El dato que permanecerá como oficial durante todo 2015 indica que hay 189.179 habitantes en el área pontevedresa. Es el padrón más bajo de los últimos cinco años y sitúa el número total de vecinos al nivel de 2009. Todo ello se debe al desplome que experimentaron a lo largo de este año 10 de los 14 municipios de la comarca.

Los valores negativos corresponden a Barro (-7,3.705), Caldas (-124, 9895), Campo Lameiro (-20, 1.962), Cotobade (-32, 4.327), A Lama (-99, 2.763), Marín (-154, 25.329), Moraña (-38,4.362), Ponte Caldelas (-43, 5.625), Portas (-8, 3.025) y Sanxenxo (-29, 17.543). Frente a ellos se registra el mencionado aumento de 12 vecinos en Pontevedra, así como una ganancia de 27 en Poio (16.794), el sorprendente número de 124 en Vilaboa (5.972) y 18 en Cuntis (4.931).

La imposibilidad de contrarrestar la pérdida de población en esa decena de ayuntamientos conduce a que la comarca pontevedresa se siga alejando del que fue su máximo poblacional. El pico más elevado se logró en 2011, cuando se superó por única vez la barrera de los 190.000 habitantes, es decir, aproximadamente 1.200 más de los que hay ahora. Desde entonces las caídas han sido progresivas a pesar del tirón que todavía conservan la capital y algunos de los ayuntamientos situados en su entorno.

Compartir el artículo

stats