Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera convivencia de Educación Social nace para reivindicar la profesión

Más de 200 profesionales y académicos de toda Galicia se reúnen en Lobios en su día internacional ELa Xunta: “Sirve para conocer proyectos comunitarios en otros territorios”

Un grupo de educadores sociales en Lobios. | // F. CASANOVA

La I Convivencia Interuniversitaria e Profesional de la Educación Social se inauguró en el día de ayer con la participación de académicos procedentes de las universidades gallegas y también de otras españolas, de profesionales de toda la comunidad, así como titulados y estudiantes de Educación Social para reivindicar la profesión y dicha rama de la educación.

Numeroso grupo de educadoras sociales en la primera convivencia en el municipio de Lobios. | // F. CASANOVA

El municipio de Lobios fue el lugar escogido por los organizadores para celebrar un evento que sirvió también para conmemorar el Día Internacional de la Educación Social y crear sinergias entre todos los participantes. El lugar escogido no fue al azar, si no que el rural ourensano fue el epicentro de los valores sociales, etnográficos, naturales y culturales y cumplió con una jornada cargada de actividades y citas. La convivencia continuará durante todo el día de hoy y en ella se podrán disfrutar de conferencias de especialistas en acción socioeducativa, experiencias de aprendizaje comunitario, feria de organizaciones de educación social, actividades culturales y lúdicas de convivencias, espacios intergeneracionales y rutas para el descubrimiento de la riqueza natural del Xurés.

Uno de los ponentes fue el decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Vigo, Xosé Manuel Cid, así como otros académicos y profesores que no perdieron la oportunidad de acercarse al encuentro. Otro de ellos, fue el reciente nombrado mejor profesor universitario, Alexandre Sotelino, docente en la USC, que abordó el proyecto de Rebulir en Ramirás. “La vulnerabilidad social en diferentes ámbitos y el desarrollo de proyectos en ámbitos comunitarios centraron el primer día”, dijo Sotelino, que añadió que “también se abordó el papel de los profesionales con el medio natural y colectivo, así como las necesidades y potencialidades de la educación social”.

La Xunta y la Diputación de Ourense estuvieron presentes y se comprometieron a renovar su “compromiso” además de poner en valor la profesión. El director general de Inclusión Social de la Xunta, Arturo Parrado, participó diciendo que “este encuentro sirve para conocer los proyectos que se están realizando en otros territorios y sacar conclusiones sobre cómo mejorar la atención de los colectivos más vulnerables de la sociedad”.

Compartir el artículo

stats