Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ajedrez para hacerle jaque al alzhéimer

El CHUO celebró un torneo solidario para fomentar la práctica de este juego como terapia para la prevención del deterioro cognitivo | “Es la actividad más completa”

El torneo solidario se disputó en la azotea del nuevo edificio de hospitalización del CHUO. | // IÑAKI OSORIO

En el parque biosaludable de la azotea del nuevo edificio de hospitalización del CHUO se disputó este miércoles un torneo de ajedrez en el que todos los jugadores se enfrentaban entre ellos, pero solo había un rival: el alzhéimer.

La actividad, que reunió a personal sanitario, familiares y pacientes, estaba organizada por el servicio de Neurología del Hospital Universitario en colaboración con la Asociación de Alzhéimer de Ourense, Afaor, y el Club de Ajedrez del Liceo para conmemorar el Día Mundial de esta enfermedad.

El maestro de ajedrez Joaquín Bello fue el encargado de coordinar el torneo, al que se apuntaron 30 personas, adultos y niños, que se enfrentaron en partidas simultáneas de forma lúdica, dejando a un lado la competitividad. El objetivo no era otro que visibilizar la utilización de este juego como parte de un entrenamiento cognitivo que permita retrasar el envejecimiento cerebral y el riesgo de alzhéimer u otra demencia senil.

En una provincia como Ourense, con una elevada tasa de envejecimiento, las demencias son el motivo de consulta más frecuente en el servicio de Neurología y, de ellas, el alzhéimer representa el 70% setenta por ciento. “El ajedrez es un instrumento estimulativo y forma parte del bagaje de las actividades para la prevención de los deterioros cognitivos. De hecho, hay una escuela en Extremadura que ya lo está aplicando, y con buenos resultados, en pacientes con alzhéimer”, explica el jefe del servicio, Daniel Apolinar Estévez.

El ajedrez, añade, “no deja de ser una herramienta más, cualquier actividad lúdica que uno practique es buena para eso: la lectura, los juegos de mesa, tocar un instrumento… Pero el ajedrez es la actividad más completa de todas, porque no solo va a permitir aumentar la retención de memoria, sino también la concentración, planificar, programar, tiene muchas componendas que no nos ofrecen otras actividades lúdicas”, subraya Apolinar.

Pero incide en que el ajedrez, al igual que otras actividades de este tipo, “no deja de ser un complemento que intenta prevenir la progresión del deterioro, porque una vez que está, nosotros solo podemos ralentizarlo, y cuantas más conexiones tengan nuestras neuronas, el deterioro será menor”.

Lo fundamental del ajedrez, explica, “es que se debe implantar en edades precoces porque está demostrado que favorece la ralentización del deterioro cognitivo. Enseñar a la gente de edad a jugar no es difícil, pero hay que hacerlo cuando tenemos la capacidad de comprender cuales son los movimientos de las figuras”, apunta.

Y no solo destaca este beneficio, sino la socialización y empatía que consigue el ajedrez y que otras actividades que emplean como terapia en esta enfermedad no consiguen en la misma medida.

Por otro lado, las enfermedades neurológicas no solo afectan a quien recibe el diagnóstico, sino que implican al entorno más próximo del paciente, por la dependencia que generan. En este sentido, el jefe del servicio de Neurología señala que utilizar el ajedrez como instrumento para la prevención del deterioro cognitivo “se traduce en una menor dependencia del paciente y, por lo tanto, también en va a tener una reversión sobre el cuidador, que soportará una mejor carga en la atención”.

Compartir el artículo

stats