Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El folclore se pasea por la ciudad

Los grupos desfilaron desde el Parque San Lázaro hasta la Praza Maior. | // IÑAKI OSORIO

Un desfile de tradición y color desde el Parque de San Lázaro hasta la Praza Maior desafió a una jornada de lluvia que amenazó con cancelar uno de los eventos más esperados de la 37 edición de las Xornadas de Folclore de Ourense que, tras dos años de pandemia, regresan a la agenda cultural de la provincia.

Esta gala es la penúltima actuación de un certamen que comenzó el pasado día 8 de agosto y que concluye hoy en Ribadavia. Participaron los integrantes de cinco agrupaciones de folclore pertenecientes a los países de Colombia, México, Costa de Marfil, Indonesia y Chile, ya que Timor Oriental partió ayer. Su misión es mostrar la danza y tradición de sus regiones, para lo que realizan un arduo trabajo de recuperación y conservación. Difundir su cultura a través de festivales internacionales forma parte de esa tarea en la que Ourense, a través de estas jornadas, es parada obligatoria.

Participaron grupos de cinco países. | // IÑAKI OSORIO

El cielo gris que amenazaba con precipitaciones este martes contrastó con el colorido de los trajes tradicionales que vestían los protagonistas de este festival. A las 20.30 horas partieron del Parque San Lázaro en desfile hacia la Praza Maior, donde se celebró la actuación en la que, por primera vez desde el inicio del certamen, se juntaron todos los grupos.

El festival, que acerca el folclore, la música y la danza a 16 localidades de la provincia, termina hoy en el Auditorio Castelo de Ribadavia, con una actuación final que volverá a reunir a todas las bandas en el mismo escenario. Hasta ahora se habían dividido en bloques de tres grupos para llegar a más concellos.

Una evaluación positiva

El coordinador y director artístico de las Xornadas de Folclore, Xulio Fernández, destacó que la valoración general de este evento es positiva y está “muy contento” con el resultado hasta ahora, a pesar de las dificultades en cuanto al contexto internacional y la pandemia para conseguir el elenco del festival y los factores climáticos como la lluvia. “Ante la sucesión de imprevistos, conseguimos encontrar una solución a cada problema que se presentó y el festival se desarrolló con total normalidad”, dijo Xulio.

Este verano destaca por la celebración de numerosos festivales. En esta 37 edición de las jornadas de folclore y espectáculo, cuya celebración comenzó en 1984, el público también “respondió muy bien”, después de dos años en los que el evento no se pudo celebrar a causa de la crisis sanitaria global.

Compartir el artículo

stats