Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Flora Moure | Concejal de Termalismo y Turismo

Una próxima captación y depósito de agua termal permitirá reabrir todas las pozas de Outariz

Según la concejala de Termalismo, el caudal actual no permitía adaptarse a la nueva ley, que obliga a renovar cada cuatro horas los vasos de baño/La obra está incluida dentro de un proyecto integral de 280.000 euros

Flora Moure, ante la piscina termal de As Burgas. | // IÑAKI OSORIO

¿Por qué no reabren todas las pozas termales de Ourense y solo han vuelto a funcionar dos ?. ¿Es un capricho del Gobierno local?. ¿No quieren invertir en termalismo?. ¿Es verdad que no hay agua termal suficiente para abastecerlas, tras las exigencias de renovación constante del agua, de las nueva ley ?.

Son algunas de las preguntas que se repiten en la calle y, a menudo, como críticas incendiarias en las redes, desde hace meses, ante la demora en la reapertura de todas las pozas de uso gratuito de A Chavasqueira, Termas do Muíño y Outariz, una vez que pasaron ya las restricciones COVID que obligaban a mantenerlas cerradas.

La concejala de Termalismo y Turismo de Ourense, Flora Moure explica que esa demora, no es por cuestión de desinterés ni desidia. Tras la entrada en vigor de la Ley 8/2019, de 23 de diciembre, de regulación del aprovechamiento lúdico de las aguas termales de Galicia, que afectó de modo directo al modelo ourensano de termas al aire libre, al obligar a renovar cada cuatro horas, el agua de las pozas, “el caudal existente en Outariz no es suficiente para esa renovación constante de todas las pozas existentes”.

Por ese motivo, afirma Moure, “hemos realizado ya el proyecto para otra captación de agua termal en Outariz, y de un depósito, que nos permita poder reabrir todas las pozas termales de Outariz, al garantizarnos el caudal suficiente para poder cumplir esa renovación constante de las aguas termales de las pozas, que exige Sanidad” .

Autorización de la CHMS

El proyecto está rematado, e incluido dentro de los trabajos globales de adaptación de las pozas del entorno de Outariz a la nueva normativa, y tiene una inversión prevista de 280.000 euros. “Tenemos ya la autorización de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, para poder hacer la captación y el depósito”, indica la titular de Termalismo

La concejala prefiere no dar una fecha concreta para la reapertura de todas estas pozas termales de Outariz, que se sumarán a las ya reabiertas en febrero, “pues estamos a la espera de que remate la liquidación de cuentas municipales, para poder disponer del remanente, con cargo al que se hará esta y otras obras previstas para la ciudad” indica. Espera que a lo largo de este año, culmine esta liquidación “y comiencen ya con agilidad todas las obras previstas para la ciudad”.

Por otro lado, y ante las críticas por las crítica de algunos colectivos por el nuevo modelo y como se aplica en Ourense, “creo que defienden otros intereses, no los de sus socios, pues la nueva normativa exige vigilancia y control de aforos, que no les gusta a los cuatro que critican, pero ha permitido una óptima calidad de las aguas, que antes no había” asegura.

“Es como si en una casa particular se llena la bañera por la mañana, y se baña toda la familia a lo largo del día en esa misma agua. El gasto sería menor, pero ¿como estaría al final del día esa bañera ?, indica Moure. “Otra cosa es si se tiene constantemente el agua de esa bañera abierta. El consumo de agua es mayor, pero la limpieza está garantizada. Eso es lo que pasa ahora en las termas” explica.

Chavasqueira debe esperar

En cuanto a las reapertura de la termas públicas de A Chavasqueira, la concejala explica que “ahí ya dependemos de un proyecto conjunto con las termas privatizadas. Es tamos pendientes, por un lado del proyecto para la rehabilitación de las termas privatizadas, que depende de la concesionaria, y por otro del proyecto para adaptar las termas públicas de A Chavasqueira a la nueva ley. De hecho no está cerrado aún ese proyecto, que nos dirá si es necesario también buscar otra captación en esa zona”.

Lamentó además los actos vandálicos que se han sucedido en dos fines de semana consecutivos, con daños a caudalímetros, cierres y otras dotaciones. Sin embargo “estamos en una zona de dominio hidráulico, no vamos a poner vallas para proteger, no es la solución; pero hacemos una llamada al civismo, porque estos daños se realizan por la noche, cuando no hay vigilancia”.

Termas do Muíño podrían abrir en verano

Amigos das Termas, criticó también estos días la suciedad de Termas do Muíño, en la foto. Flora Moure anuncia que “estamos esperando a que baje el caudal del Miño, para vaciarlas y limpiarlas. El agua es buena, aunque falte el trámite de declaración mineromedicinal, tiene las mismas propiedades que el resto, de pozas. Pretendermos reabrilas en verano como zona de baño” indica.“Lo que si deben abordar los jurídicos, es si en este caso deben reabrir o no con vigilancia” .

“Ningún servicio abre las 24 horas; las termas, tampoco”

Otras de las guerras dialécticas entre usuarios y concello, que no cesa, es si es legal, o no, la implantación de un horario de apertura y cierre de las termas, y la dotación de vigilantes, para controlar que no se supere el aforo establecido. Flora Moure se muestra especialmente molesta con estas críticas, “porque vuelvo a recordar que salen de un colectivo en concreto. Cualquier usuario sabe que no hay museos, ni dotaciones de este tipo en ningún lugar, sean públicas o privadas, que estén abiertas las 24 horas; las termas tampoco pueden estar abiertas todo el día. En este caso se ha dotado un servicio de vigilancia para cumplir con esa normativa que exige un control de aforo”. Añade que, “aún con vigilantes, hay gente que salta el cierre instalado, y se baña a mediodía en las pozas cuando están cerradas”. La vigilancia continuará por tanto, cuando se reabran el resto de pozas que, por el momento, están pendientes de las obras de adaptación a la ley. Aún así, no quiere analizar la propuesta del alcalde de cobrar por las termas pública. “No voy a entrar en eso. Mi misión es ponerlas a funcionar al cien por cien en cuanto se pueda. Son instalaciones que tienen un coste de mantenimiento alto, pero nosotros no estamos mirando la rentabilidad para el Concello sino la que generan para la ciudad”, explica.

Compartir el artículo

stats