Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los celadores reclaman su protagonismo

El colectivo, que mañana celebra su día, pide mayor reconocimiento a su labor: “Estamos en la sombra, pero somos esenciales; si no llevamos al paciente a quirófano, no se opera”

Celadores del CHUO frente al nuevo edificio de hospitalización de Ourense. Iñaki Osorio

Reciben a los pacientes en la puerta de las urgencias, se encargan de los traslados y movimientos, llevan muestras al laboratorio de anatomía patológica y recogen y entregan documentación. Los celadores son los trabajadores del sistema de salud que más kilómetros hacen al día. Irma Canosa, celadora con plaza en el servicio de Rayos del CHUO, hizo 15 en un turno de tarde. “Lo sé porque los medí en el teléfono, todo un récord”, dice.

Este colectivo, que mañana celebra su día mundial, reclama un mayor protagonismo, que se reconozca su papel esencial en la maquinaria de la sanidad pública. “Estamos en la sombra, pero somos fundamentales; si no llevamos al paciente a quirófano, el médico no lo opera porque no va a ir a buscarlo”, señala Eva Campos Álvarez, trabajadora eventual en el CHUO.

Irma Canosa y Eva Campos, celadoras. Iñaki Osorio

Ambas forman parte de la Asociación de Celadores Galegos, ACeG, que nació hace dos años precisamente para defender los intereses de este grupo laboral. “Reivindicamos una formación reglada y no seguir anclados en el siglo pasado”, apunta Irma, en referencia al actual Estatuto del personal no sanitario por el que se rigen, vigente desde el 5 de julio de 1971, “y que no reconoce a las mujeres como celadoras”.

“Reivindicamos una formación reglada y no seguir anclados en el siglo pasado”

decoration

El documento establece, por ejemplo, que a los pacientes varones los tiene que bañar un celador hombre y eso no se ha modificado, explican. De hecho, las mujeres no llegaron a este puesto como contratadas en Ourense hasta 1985 y la primera oposición se celebró en 1990. En la actualidad, las mujeres representan entre el 60 y el 70% de la plantilla.

Cobertura de vacantes con la misma categoría

En el área sanitaria provincial hay 314 profesionales asignados a los hospitales de la ciudad, Verín y Valdeorras y menos de una veintena en atención primaria. Una de las luchas de este colectivo, que ha cobrado fuerza a través de la ACeG, es que se mantenga la categoría de celador en la cobertura de plazas vacantes. “En primaria están cubriendo estos puestos con Personal de Servicios Xerais, que es un híbrido entre celador y auxiliar administrativo”, explica Eva Campos. El pacto de contratación, añade, “no lo permite, dice que se cubra categoría por categoría, es decir, celador por celador”, reclama. Esta lucha, que ha sido objeto de recurso y movilizaciones, se mantiene activa.

El personal celador también ha jugado un papel esencial en la pandemia, pese a que en un primer momento se les consideró de bajo riesgo. “La medida fue a nivel estatal y duró poco porque hubo un aluvión de críticas”, recuerdan.

“Trabajamos mano a mano con el personal sanitario, llevando los EPI como los demás, trasladábamos a los pacientes COVID en el ascensor y los movíamos, estuvimos en la primera línea, fueron días muy duros”, rememoran.

Compartir el artículo

stats