Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio ourensano, ante el reto de la recuperación poscovid y el relevo generacional

Tres el inicio de curso y con el Samaín y la Navidad, el sector quiere reponerse de un año “fatídico y muy malo” | El aumento de la luz y los precios, la principal preocupación

La calle Santo Domingo ayer por la tarde con un gran número de ciudadanos por la calle. | // I. OSORIO

Todavía es pronto para sacar conclusiones de una pandemia que cerró negocios, alteró la vida del comercio y restringió la principal fuente de ingresos del comercio de proximidad que es la vida social. Luis Rivera, presidente del Centro Comercial Abierto, ejemplifica que “cuando empezó la crisis dijeron que el comercio local no iba a resistir otra crisis, porque veníamos de la anterior, y mira aquí estamos”.

El comercio ourensano sale de la crisis con el grueso de sus puertas abiertas y con cierres “testimoniales” como señalan los principales presidentes de los colectivos del sector. Luis Rivera comenta que “desde el Centro Comercial Aberto tuvimos pocos cierres y los que se hacen son por tema de traslado de locales, es decir, por cuestiones de rentas y también de jubilaciones”. Precisamente, ahí incide más ya que “tenemos muchos problemas, pero uno de ellos es el relevo generación, el encontrar una generación que continúe con el comercio local. Eso sí que es complicado porque influyen muchos factores y el escenario que tenemos ahora mismo no nos favorece nada”.

A pesar de todos los inconvenientes de la pandemia, la desescalada de casos por la vacunación y el fin del estado de alarma reactivó las compras. Luis señala que “la gente no acudió en masa, pero sí que notamos que hubo un redescubrimiento del comercio local, pero nos preocupa que la gente no consuma, porque las últimas noticias es que el gasto cayó un 2% en los hogares y eso se nota”. Y añade que “hemos tenido un momento dulce después de la pandemia que fue muy bueno, pero después de la tempestad viene la calma. Así que ahora estamos enfocados en el Samaín y programar y organizar una buena campaña de Navidad ya que en 2020 fue un poco extraña. Esperamos que se recupere la movilidad y haya una apuesta decidida por la Navidad. Al menos ya hay una previsión de encender las luces navideñas y es que además necesitamos esas campañas”.

Desde la Federación de Comercio

Beatriz Gómez, presidenta de la Federación de Comercio de Ourense, coincide con Luis Rivera diciendo que “por lo que me dicen los comerciantes fue un verano bastante bueno, hubo mucho turismo en nuestra ciudad y se empieza a notar como una alegría especial. Pero la verdad es que después de todo el año que hemos pasado, que hemos sufrido muchísimo, nos preocupa la situación que tenemos ahora con la subida de la luz, el aumento de los autónomos que quieren imponer y el incremento del coste de las materias primas, porque son cargas que tenemos que asumir nosotros y en estos momentos es una situación difícil”.

Durante la pandemia, el comercio online experimentó un bum de demandas y el comercio local, así como la hostelería, se tuvieron que adaptar en tiempo récord. Sobre esto, tanto Luis como Beatriz señalan la importancia de la digitalización del comercio ourensano aunque desde diferentes puntos de vista. Luis señala que “nosotros pusimos en marcha una plataforma que se llama ‘Máistendencia’ para incentivar las compras online, pero ya fuimos pioneros en 2010 y 2011 en empezar con una plataforma que funcionaba como un outlet. Lo que tenemos con el comercio online a gran escala es que es una lucha desigual, ellos manejan mucho presupuesto y nosotros tenemos que diferenciarnos en la calidad por encima de todo”. Beatriz arguye que “la pandemia nos enseñó que mientras duró el comercio online era la única salida.

Desde la Federación apostamos por ello, por eso firmamos un convenio con Eprox para visibilizar el comercio ourensano y tener una plataforma donde haya productos ourensanos”. La reactivación se ha empezado a notar pero con la subida de os precios y el relevo generacional el futuro del comercio local ourensano es incierto. Los dos presidentes finalizan que “para recuperarnos todavía nos queda mucho”.

Compartir el artículo

stats