Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un pinchazo entre clase y clase

Alba, estudiante de Educación Infantil, recibe la segunda dosis de la vacuna en el puesto instalado frente al edificio de Ferro.

Alba, estudiante de Educación Infantil, recibe la segunda dosis de la vacuna en el puesto instalado frente al edificio de Ferro. Fernando Casanova

De 9.00 a 21.00 horas y abierto a toda la población mayor de 12 años. El punto de vacunación contra el COVID-19 instalado ayer y hoy en el campus de Ourense ofrece la primera o segunda dosis sin necesidad de cita previa a quien, por el motivo que sea, se haya quedado rezagado.

La campaña, que se extiende a los siete campus gallegos, se pensó inicialmente para la comunidad universitaria, pero la Consellería de Sanidade decidió abrirla a todos aquellos que están pendientes del pinchazo. “Cualquiera que pase por aquí es bien recibido”, señala José Manuel Álvarez Pena, enfermero en la carpa instalada frente al edificio de Ferro.

A las 13.00 horas habían pasado por el punto 50 personas, la mayoría universitarios que aprovecharon el cambio de clases para recibir la primera o segunda dosis, pero también algún que otro profesor, vecinos que paseaban por la zona y se acercaron a preguntar e incluso menores que estaban de viaje cuando les llegó la cita.

Es el caso de Gael, un adolescente que se encontraba en Valencia cuando le llegó el mensaje. Su madre acudió a la carpa con él para informarse y el joven se fue para casa con la primera dosis puesta. “Hay todo tipo de casuísticas”, señala el enfermero, “desde el señor al que no le llegó el mensaje, a los que estaban de vacaciones”.

Gael, de 12 años, también se vacunó ayer en el campus. Fernando Casanova

Smerlyn, de Vigo y alumna de 2º curso de Educación Social se fue de vacaciones en julio y todavía no la habían llamado. Cuando regresó, ya en septiembre, seguía pendiente de la cita así que visitó la carpa. “Me enteré de que abrían esto y me viene genial porque tengo el piso aquí al lado”. Así se evita el desplazamiento a Vigo y perder un día de clases. “Lo que no sé es dónde será la segunda dosis, me dijeron que me llegaría un mensaje con la fecha y el lugar, espero que sea en Ourense”, señala.

Alba, estudiante de Derecho, perdió la cita de la segunda dosis en Santiago la semana pasada porque ya había comenzado el curso y se encontraba en Ourense. “Estaba esperando el mensaje con la nueva cita pero ya está, ya arreglé, creí que me pondrían alguna pega, pero para nada, así que genial”, señalaba durante los 15 minutos de reposo tras el pinchazo.

El puesto de vacunación está instalado frente al edificio de Ferro y continuará vacunando este martes. Fernando Casanova

Entre los jóvenes que ayer se acercaron al punto de vacunación del campus también hay estudiantes que pasaron el COVID y estaban pendientes de iniciar o completar la pauta de vacunación. Zobaida, alumna del doble grado en ADE y Derecho, es de Lugo y acaba de cumplir el período de dos meses desde que superó la enfermedad que, por suerte, se presentó sin síntomas. “Aprovecho este puesto porque me viene mucho mejor”, señala. También Ramón Pérez, estudiante de Ciencias Ambientales que pasó el COVID cuando le tocaba la segunda dosis. Ayer salió de clases y se acercó al punto de vacunación. “Vi que ponían este puesto y me pareció muy cómodo, y me evita coger un tren”, apunta. Alba, alumna de Educación Infantil, se contagió el 3 de agosto, el mismo día que recibió la primera dosis. Ayer acudió al puesto para preguntar si podía completar la pauta y así fue. Dicho y hecho.

Ramón Pérez, estudiante de Ciencias Ambientales, se vacunó ayer al salir de la Facultad. Fernando Casanova

1.200 dosis preparadas


No hubo aglomeraciones ni grandes colas, pero sí un goteo constante de personas que se acercaron a vacunarse o solicitar información. “Estamos desde las 8.00 horas preparando la carpa y recibiendo los viales, y a las 9.00 abrimos al público”, explica José Manuel Álvarez, enfermero. Ayer contaron con 100 viales y 600 dosis y el operativo se repite hoy, por lo que se trabaja con una previsión de 1.200 dosis. La vacuna es Pfizer, por lo que las segundas dosis son solo para aquellos que han recibido esta solución en el primer pinchazo.


Compartir el artículo

stats