Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gurung: una conexión entre Ourense y Nepal

Álvaro Rodríguez y Hugo Pérez elaboran un aperitivo con productos locales.

Álvaro Rodríguez y Hugo Pérez elaboran un aperitivo con productos locales. FdV

Hugo Pérez y Álvaro Rodríguez (ambos de Ourense y nacidos en 1990) estudiaron juntos en el instituto Otero Pedrayo. Sus caminos se separaron al ir a la universidad, aunque manteniendo de vez en cuando el contacto.

Álvaro estudió Biología, se especializó en Biotecnología, y actualmente también se dedica a investigar en la Universidad de Vigo. Su compañero se formó para ser técnico de recursos naturales y paisajísticos y trabaja como apicultor.

Pasados varios años desde que terminaron el instituto, Álvaro descubrió un fermentado de miel –la primera bebida alcohólica de la que se tiene constancia– que empezaba a recuperarse y resurgir nuevamente en Estados Unidos. “En ese momento me acordé de que Hugo me había comentado que tenía una empresa de apicultura y que exportaba miel a Alemania, lo llamé por teléfono y le comenté mi idea”, explica.

Así fue como se juntaron para empezar a desarrollar su idea. Siempre bajo la premisa de que todo se elaborase con productos naturales y, en su mayoría, gallegos. Explotar y promocionar los sabores autóctonos. Y es que, por los ingredientes con los que se elabora, se trata de una bebida única en el mundo: miel fermentada en la Ribeira Sacra, levaduras naturales de la misma zona, naranjas y una mezcla secreta de especias. “Vimos también que los aperitivos estaban en auge, incluso que se estaban importando algunos de otros países como Italia y que en su mayoría no eran elaborados a base de vino”, resume sobre cómo empezó todo.

Hugo Pérez trabaja como apicultor en la Ribeira Sacra y con su miel elaboran 'Gurung'. FdV

El concepto de lo que sería la bebida surgió entre el 2016 y el 2017 en el imaginario de estos jóvenes y tres años después, en 2020, se atrevieron a constituir la empresa para crear una alternativa saludable al vermut tradicional: más natural, menos calórico y con menos graduación (consta de 10 grados).

Cuando llegó el momento de bautizar su creación, recordaron un viaje en el que uno de los dos se fue con la mochila al hombro a recorrer Nepal y descubrió que al pie del Annapurna se asienta la tribu de los Gurung. “Se dedican a recolectar miel de las colmenas más grandes del mundo, que a su vez elaboran la especie de abejas más grandes que se conoce y que pueden llegar a medir tres centímetros. Esta melaza tiene propiedades curativas y alucinógenas, si se toma en dosis más altas de lo recomendado resulta tóxica, pero ellos la emplean para hacer brebajes”, explica Álvaro sobre el viaje a Asia de su compañero.

Los Gurung viven de la agricultura más rudimentaria pero la deforestación ha hecho que tengan que volver a sus viejos oficios para sobrevivir. Así, ellos mismos elaboran escaleras con las que pueden alcanzar los enjambres situados sobre una pared de montaña por la que tienen que descender varios metros en perpendicular. Solamente nueve integrantes de la tribu pueden recolectar la miel –el derecho para dedicarse a ello se hereda de padres a hijos, así como las funciones que realiza cada uno en el proceso de extracción–. Un palo con fuego para ahuyentar a las abejas y una malla antimosquitos es todo su mecanismo de defensa para abrirse paso entre las melíferas del Himalaya.

Álvaro Rodríguez, presentando el producto en una cata. FdV

“Salvando las distancias, el modo de vida es muy similar al de Galicia porque son personas que utilizan su entorno natural y todo lo que tienen al alcance de su mano para sobrevivir. El riesgo, asociado a cómo se hacía la vendimia aquí y a cómo emigraban los gallegos para buscarse la vida fue otro de los empujes que nos llevó a decantarnos por darle el nombre de la tribu al aperitivo”, cuenta el biólogo. “Creemos que los gallegos somos atrevidos por naturaleza y lo hicimos nuestro lema”.

El futbolista Diego López es uno de los inversores

“Una vez conseguimos la bebida que queríamos, buscamos inversores relacionados con el sector de la biotecnología y constituimos la empresa con el nombre de Atlantic Blending. Después de esto fue cuando Diego López –portero del Espanyol y exportero del Real Madrid, natural de Paradela (Lugo)– se interesó y quiso entrar en una ampliación de socios el pasado mes de febrero.”, afirma el ourensano. De tal modo que lo que empezó siendo un proyecto entre dos amigos ya cuenta con seis inversores y un mercado cada vez más amplio, puesto que acaban de conseguir distribuidores en ciudades como Madrid y Barcelona.

No se cierran a poder experimentar en un futuro con otros productos autóctonos; eso sí, buscando siempre aprovechar sus conocimientos en innovación. “Nos constituimos como IEBT (Iniciativa de Empleo de Base Tecnológica), que también marca bastante nuestra seña de identidad y la ruta que seguimos a la hora de trabajar”, destaca el biólogo.

Este verano van a estar presentes en diferentes chiringuitos y terrazas de Galicia para darse a conocer un poco más. El coronavirus, las restricciones y las medidas de aforo en la hostelería hicieron que el proyecto se viese paralizado y que incluso algunos clientes tuviesen miedo al no saber si iban a poder abrir.

Paciencia y mucho tiempo

El proceso para conseguir el producto que hoy comercializan fue largo y laborioso porque para cada mezcla tenían que llevar a cabo una fermentación que no podían probar hasta pasado un mes y medio. Elaboraban varias muestras distintas con ingredientes diferentes hasta que, finalmente, lo vieron claro con una de ellas.

Producen su propia levadura; elaboran el mosto con miel, agua y zumo de naranja recién exprimido; llevan a cabo dos procesos de maceración con una combinación de especias y cítricos y, finalmente, clarifican el producto para que quede cristalino. Una labor minuciosa como el mismo trabajo que acometen en sus colmenas las abejas melíferas en el Himalaya.

“Estamos también ahora con una campaña de marketing en colaboración con la marca de ropa Ganso, así que los que vayan a comprar allí podrán degustar el producto. La próxima tienda en la que se ofrecerá a los clientes es en Sevilla”, finalizan con ilusión y esperanzados de cara al verano que acaba de comenzar.

Compartir el artículo

stats