Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Bomberos o héroes?: Solo 8 efectivos para atender el temporal, y días de 7 en verano

EEn esta última semana marcada por las tormentas, llegaron a cubrir 30 incidencias en unas horas, con solo 7 efectivos, cuando el mínimo en un turno normal debería ser de 11

Los bomberos reparando una claraboya dañada por el temporal en rúa Santo Domingo.  | // FERNANDO CASANOVA

Los bomberos reparando una claraboya dañada por el temporal en rúa Santo Domingo. | // FERNANDO CASANOVA

Más de 100 llamadas telefónicas pidiendo ayuda en dos horas por estar en situación de emergencia relacionadas con el temporal; árboles o restos de tejados caídos o a punto de desplomarse en la vía pública, y hasta 30 y 40 incidencias atendidas.

Es el balance del parque de bomberos de Ourense, que ha cubierto una semana de infarto, marcada por el “reventón” del domingo y la tormenta de la noche del miércoles y todos los desperfectos que ello ha arrastrado, con una plantilla de 8 efectivos el domingo, y 7 el lunes, indican los portavoces sindicales de CCOO, y sin apenas refuerzos para una situación cronificada de escasez de plantilla, que no ha sabido resolverse ni en los peores momentos del temporal, pese a ser una situación excepcional.

La respuesta a la duda de si han sido simples funcionarios l del cuerpo, o una especie de héroes urbanos con capacidad multiplicadora, tiene fácil respuesta. La resolución de todo el largo balance de destrozos que han dejado solo las dos jornada claves del pasado domingo y el miércoles con sus respectivas incidencias ha sido resuelta por esa plantilla de 8 el peor día y 7 bomberos al día siguiente, cuando “algunos problemas de riesgo menor se convirtieron en más peligrosos, por no atajarlos el mismo día del temporal”, indica un portavoz de CCOO en bomberos.

De hecho Ourense estaba en situación de alerta naranja, pero siguió con los mismos efectivos, cuando el mínimo recomendable sería de 11 en cada turno, eso ya en una jornada convencional, no excepcional como la de esta semana.

Con esa plantilla mínima por turno de once efectivos es la única formula, como ya alertaron los sindicatos hace meses, en la que se pueden atender dos siniestros graves simultáneos, como accidentes de tráfico o fuego que exijan una actuación rápida, pues de otro modo uno de los dos afectados en esos siniestros que precisen una intervención urgente de bomberos, debe esperar.

La plantilla de 45 efectivos y la larga y congelada dotación de nuevas plazas tiene la culpa. Alertan además de que alguno de los turnos que están fjados en julio, época de incendios, podrían reducir no ya a 7 sino a 5 los efectivos. A ello se suma la falta de protocolo para poder incorpora trabajadores que se encuentren fuera de servicio y la endémica precariedad de medios materiales. En este contexto ¿son solo bomberos o héroes urbanos?.

Compartir el artículo

stats