Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Colegio de Médicos, “descorazonado” por las imágenes del fin de semana

Los profesionales sanitarios ven prematuro el levantamiento del estado de alarma y urgen un plan de refuerzo y reactivación en la sanidad pública

El Colegio Oficial de Médicos de Ourense reclama sentido común, solidaridad colectiva y responsabilidad individual ante el levantamiento del estado de alarma. Una medida que para los profesionales sanitarios, no debería producirse “hasta lograr la inmunidad colectiva y cifras muy baja de incidencia”.

No es el escenario actual, destacan, y recuerdan que todavía hay un “número significativo” de pacientes ingresados en las plantas y las UCI de los hospitales. “Y sin embargo, las imágenes del fin de semana en todo el país y la tendencia social que apreciamos en la relajación de las medidas de precaución más elementales -por mucha “fatiga pandémica” que arrastremos-, resultan descorazonadoras para los profesionales sanitarios”, señalan. Por ello, dicen los médicos ourensanos, “nos vemos en la obligación moral de hacer de nuevo un llamamiento al sentido común”.

El estado de alarma, advierten, “es el instrumento jurídico que más seguridad aporta”. Pero desde el inicio de la pandemia, añaden, “la deslealtad política impidió, a diferencia de países de nuestro entorno, que las decisiones en la gestión de la misma tuvieran una lógica epidemiológica y no, como así fue desde el primer momento, de confrontación partidista”.

Llegados a este punto, los profesionales sanitarios ourensanos recuerdan que las reuniones familiares y sociales en espacios cerrados entre no convivientes “siguen siendo la actividad de mayor riesgo y deben evitarse”. En estas comidas y cenas en domicilios particulares, dicen, “es más habitual obviar la mascarilla y la distancia individual”. Indican que trasladar las actividades sociales a los exteriores es la opción “más razonable”.

Lo que “no son aceptables, y deben ser disueltas”, alertan, son las aglomeraciones colectivas como los botellones o fiestas masivas, “en las que se abandonan las medidas de protección básica, sobre todo cuando coinciden con consumo de alcohol, y pueden convertirse en eventos de supercontagio”.

Además, los médicos inciden en la importancia que ahora, “con un número de nuevos casos asumible”, se realice un rastreo intensivo y un control estricto de los contactos estrechos que deben estar aislados el tiempo necesario.

Urgen un “plan de refuerzo y reactivación asistencial en la sanidad pública”, cuyos profesionales, afirma el ente colegial, “están al límite del esfuerzo continuado en muchos casos y merecen un reconocimiento y mejora de sus condiciones de trabajo”.

Compartir el artículo

stats