Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos del casco viejo rechazan la apertura de terrazas hasta las 2.30 horas

En sus alegaciones a la instrucción exprés del Concello piden que se retiren todos aquellos veladores de cafeterías que sean consideradas como las “más conflictivas”

Foto de archivo de las terrazas de los vinos. | // IÑAKI OSORIO

El periodo de exposición al público de la instrucción exprés del Concello sobre la instalación de veladores en las calles para favorecer a la hostelería ourensana, ha despertado del silencio a los vecinos del casco viejo. En concreto la asociación O Cimborrio se ha reunido con técnicos municipales y anuncia ya que pese a que la instrucción tiene apartados, que comparten presentarán ya su aleaciones pues, y afirman que ni se ha convocado al movimiento vecinal para redactarla ni los horarios de apertura de los veladores, hasta la madrugada, les convencen. “Vulnera el derecho al descanso nocturno de los vecinos” afirman.

En las alegaciones presentadas O Cimborrio incluye su petición de que “no haya distinciones entre las terrazas con licencia actual, las pendientes de aprobación y las de nueva concesión y se regulen todas con los mismos criterios”, así como “la retirada exprés de las licencias de terrazas que generen conflictos, previa audiencia de las partes interesada y con todas las garantías jurídicas”, afirman.

También consideran excesivo el margen de apertura hasta las 2.30 de la madrugada de esos veladores, ya desde el jueves y hasta el fin de semana y piden por tanto “la reducción de los horarios a las 23:00 en lugares saturados de locales, ruidos, etcétera, al ser competencia de los ayuntamientos, según el artículo 10 de la Orden de 23 de octubre de 2020 y artículo17.2 de la Ley 10/2017 de diciembre, de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia”.

Sus alegaciones incluyen “poder ampliar el horario de estos veladores hasta las 00:00 en zonas donde no se perjudique al vecindario por estar alejados de las viviendas”.

Finalmente piden que se instale “un sistema de control acústico como el propuesto en la Mesa de Ruidos que garantice el inmediato acceso a la información en aquellos locales conflictivos con terrazas, y eliminar todo tipo de publicidad que invada los itinerarios peatonales” indican en sus alegaciones a la instrucción.

Urgen que se aprueben las ordenanzas de ruidos y del botellón

Si bien O Cimborrio reconoce que esta instrucción municipal recoge algunas de sus pretensiones e incluso que existe un “conflicto” social entre los derechos de los hosteleros y los de los vecinos al descanso, junto con sus alegaciones, esta asociación vecinal presenta también una lista de solicitudes al Concello de Ourense. Así solicita que “simultáneamente a la aprobación de esta Instrucción se convoque la Mesa de Terrazas y Veladores donde estén representadas todas las partes interesadas y la a inmediata aprobación en el Pleno de la Ordenanza de Ruidos consensuada por todos los partidos políticos, hostelería y asociaciones vecinales el pasado mes de febrero”. También que se apruebe en pleno “la Ordenanza del Botellón, y que se instalen sonómetros en el casco histórico al ser una zona saturada de ruidos” y la instalación de los sonómetros debe ampliarse “a todas aquellas zonas en las que el ruido sea un problema para el vecindario, pues la tecnología actual lo permite sin ser su elevado coste”, explica la asociación vecinal O Cimborrio del casco viejo.

Compartir el artículo

stats