Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más anécdotas históricas del Cine Club Padre Feijóo

"O Carro e o home".

"O Carro e o home".

Era muy difícil poder incluir en un solo artículo las numerosas anécdotas que se produjeron en el Cine Club "Padre Feijóo" a lo largo de sus casi 50 años de historia, que se van a cumplir el próximo mes de octubre, cuando fue creado dentro de la Escuela Normal de Ourense en el año 1970. Por ello, hemos dejado para este segundo artículo la relación y comentario de otras curiosas anécdotas que fueron surgiendo en el devenir histórico de la entidad promotora de la cultura cinematográfica en nuestra ciudad.

Fueron bastantes los amantes del cine de calidad de nuestra ciudad que a lo largo de los años formaron parte de las sucesivas directivas del cine club. La presidencia la ocuparon el creador Emilio Losada Vila y más tarde, cuando la entidad se abrió a la ciudad, Segismundo Bobillo Morgade, y la secretaría durante más de treinta años, el profesor de la Escuela Normal José Paz, que ingresó en el cine club en octubre de 1972, el mismo año en el que pasó a ser docente de la escuela, desde el Instituto del Posío. La tesorería fue dirigida durante bastante tiempo por Alfonso Vázquez-Monjardín Blanco, que más tarde fue el dinamizador en Allariz del Cine Club "Ziralla". Como vocales de la directiva existe una amplia lista entre la que destacan las siguientes personas, todos estudiantes y docentes, y algunos periodistas, médicos e incluso cineastas: Gumersindo Marcos Conde, David Cortón Lamelas, los hermanos Antonio y Julio Fernández Senra, Óscar Santos Fernández Rivas, Xosé Lois Carrión González, Francisco Guinarte Nogueira, Eloi Lozano Coello, Marcial Perianes Rodríguez, Marcos Valcárcel López, Anxo Ferreira Vázquez, Avelino Faraldo Roca, Manuel Ayán Gómez, Alberto Llorente Vázquez, César Silva Rodríguez, Joaquín Vélez Latorre, Alfonso Blanco y Miguel Freire. Más tarde, gracias al director de la Casa de la Juventud, Benito Losada, el cine club para no desaparecer, se integra en esta Casa y es presidido durante varios años por Henrique Torreiro. Una etapa bastante gris, pero importante para su supervivencia, que ha permitido que hoy continúe vivo presidido por Manuel Precedo Barbeito, el que cuenta, entre otros, con la inestimable colaboración de Manel Rodríguez López en su junta directiva.

Además de las sesiones cineclubistas semanales, realizadas a lo largo de los años en varias salas ourensanas, proyectando interesantes películas y muchas obras maestras del séptimo arte, de algunas de las que hablaremos más adelante, el cine club organizó numerosos ciclos cinematográficos monográficos dedicados a grandes directores, cines nacionales, ciclos temáticos, cine cómico y de humor, cine educativo, cine infantil, expresionismo alemán, dibujos animados, cine ecológico, cine musical, cine del neorrealismo italiano, cine de la nueva ola francesa, cine de los países del Este, cine lusófono, cine del frente popular francés, cine soviético, cine de animación, etc. Junto a estas sesiones y ciclos, organizó de 1973 a 1978 seis ediciones de las "Xornadas do Cine" en la búsqueda de un cine gallego, siete ediciones de la "Mostra Cinematográfica de Arte y Ensayo", durante las fiestas mayores de la ciudad, de 1973 a 1980, seis ediciones de la "Mostra de cine para nenos", de 1975 a 1980, varias ediciones del Cine al Aire Libre en 16 mm. durante las fiestas en la plaza de San Martiño y en la explanada de las Burgas, diez semanas de cine francés colaborando con la Alianza Francesa de Ourense, una semana de cine y urbanismo con el Colegio de Arquitectos, otra de cine musical con la Sociedad Filarmónica y, en colaboración con cine clubs y asociaciones culturales de la provincia, varias ediciones de los Ciclos Cinematográficos Provinciales, que se habían iniciado en 1973 con la denominada "Iª Campaña de Divulgación Cinematográfica Provincial". En estos ciclos colaboraba la Diputación Provincial, y Caixa-Ourense pagaba la edición de los programas. Además de en Ourense, interesantes películas de estos ciclos eran llevadas para proyectar en localidades ourensanas como Castro Caldelas, Allariz, Trives, A Rúa, O Barco, Maceda, Carballiño, Cortegada, Celanova, Xinzo de Limia, Verín y Leiro.

En el mes de marzo de 1994 el "Padre Feijóo" llegó a celebrar la sesión número 1.500 de su historia. Para ello, los directivos de entonces, decidieron dedicar una proyección tan significativa a la película Y la luz se hizo ( E a luz se fez), realizada en 1989 por el director galo Otar Iosseliani, que no había sido estrenada en España, por lo que hubo que traer de Portugal, como importada, la copia que allí si estaba en distribución, como años antes se hizo lo mismo con el film de los hermanos Paolo y Vitorio Taviani, San Michele aveva un gallo (S. Miguel tinha um galo).

Las actividades desarrolladas por el "Padre Feijóo" no se limitaron solo a sesiones de cine, pues a lo largo de varios años también se organizaron varias e interesantes actividades complementarias. Entre ellas destacan un curso de formación de monitores de cine clubs en el año 1975, en colaboración con el Ateneo de Ourense, patrocinado por la entonces Delegación Provincial de Información y Turismo, impartido por críticos cinematográficos catalanes, en el que participaron alumnos de toda la provincia y, especialmente, de los cine clubs que en aquella altura funcionaban; otra actividad similar de marzo a abril de 1979, bajo la denominación de "Cursiño de formación cinematográfica", en el que participaron cincuenta alumnos, siendo profesores del mismo Eloi Lozano, Manolo González ("Manoliño da Rúa"), Manuel Janeiro, Julio Pérez Perucha, el catalán Román Gubern y Jesús González Requena, y en el que hubo sesiones de 16 y super 8 mm, realizando experiencias prácticas en este último formato; un curso práctico de Cine de Animación, impartido por el especialista portugués de la ciudad de Porto Abi Feijó, que se celebró en la Escuela Normal de Ourense en 1989 y lo patrocinó la Federación Galega de Cine Clubs, y en el que los asistentes al mismo aprendieron las técnicas básicas para realizar cine de animación y de dibujos animados; Eloi Lozano había dirigido en 1979, patrocinado por la Diputación Provincial, un cursillo de cine para niños, pues ya en 1975 se había creado en el cine club una sección infantil, que llegó a contar con más de 400 socios, niños de nuestra ciudad, que asistían de forma gratuita los sábados por las mañanas a las sesiones de cine infantil celebradas en el Cine Mary, y ya más tarde, a finales de la década de los setenta, las sesiones de cine para niños tenían lugar las tardes de los viernes en la Casa de la Cultura, patrocinadas por la Asociación de Padres y Madres del Colegio Público "Curros Enríquez" de nuestra ciudad. Porque el "Padre Feijóo" colaboraba siempre con las entidades de la ciudad y provincia que se lo solicitaban, entre las que destacaban el Ateneo, Auriense, Colegio Médico, Club de Marketing, Colegio de Arquitectos, Delegación Provincial de Cultura, Centro Social de Mariñamansa, Orfeón, Albor, Liceo Recreo, Sociedad Filarmónica, Inspección Técnica de Educación, ASPGP, Alianza Francesa, Centro de Inglés, Auxilia, Asociación "Os Barrocás", asociaciones de vecinos y asociaciones de padres y madres, Diputación Provincial y con el Ayuntamiento para las actividades cinematográficas durante las fiestas mayores de la ciudad y los ciclos de cine por los barrios. Incluso llegó a colaborar con las Juventudes de la UCD, los alumnos del Instituto de A Ponte, el PCG y el Frente Cultural de la ANPG.

A lo largo de los cincuenta años de la historia del cine club, fueron muchas las obras maestras del cine que se proyectaron. Puestos a destacar, es de justicia reseñar que los directores de las mismas, que más éxito tuvieron entre los socios del "Padre Feijóo", fueron siempre los siguientes: los franceses Renoir, Truffaut, Clair, Bresson, Resnais, Chabrol, Demy, Duvivier, Berri y Godard; los italianos Fellini, Visconti, Rossellini, De Sica, Taviani, Antonioni, Pasolini, Bertolucci, Pontecorvo, Olmi y Tornatore; los alemanes Herzog, Murnau, Lang, Wenders, Schlöndorff y Kluge; los suecos Bergman, Widerberg, Sjöberg y Troell; los rusos Eisenstein, Tarkovski y Vértov; los griegos Angelopoulos y Costa Gavras; los checos Milos Forman y Jiri Menzel, recientemente fallecido, del que se había proyectado con gran éxito Trenes rigurosamente controlados; los húngaros Jancsó, Gaál, Meszáros, Szabó y Korda; el danés Dreyer, los belgas Delvaux y Feyder, los suizos Goretta y Tanner, los japoneses Mizoguchi, Kurosawa, Ozu, Oshima, Kinoshita e Ichikawa, los brasileños Rocha, Lima, Meirelles y Pereira dos Santos, el indio bengalí Ray, los americanos Ford, Kubrick, Spielberg, Coppola, Welles, Kazan, Hitchcock, Bogdanovich y Chaplin, los latinoamericanos Sanjinés, Littin, Guzmán, Gutiérrez Alea y Solás y los españoles Buñuel, Erice, Berlanga, Bardem y Velo.

En la directiva del cine club, Manuel Ayán era un admirador del cine del francés Jean Luc Godard (del que no gustaban mucho el resto de los directivos), por lo que fueron proyectados aquellos títulos de su filmografía que llegaron a distribuirse en nuestro país, y entre ellos Banda a parte, Pedro el loco, El pequeño soldado, Fin de semana, Al final de la escapada y Dos o tres cosas que yo se de ella. Cuando el cine club anunció la proyección en la sala de la Casa de la Cultura, en noviembre de 1985, de la película de Godard Yo te saludo, María...se armó en nuestra ciudad un gran rebumbio, organizado por el sector de ciudadanos ourensanos fascistas pertenecientes al grupo ultraderechista Fuerza Nueva, cuyo líder era Blas Piñar, y que hoy pertenecerían al grupo Vox de Abascal y compañía. El grupo ourensano estaba encabezado y liderado por la canaria Cándida Bosch Hernández, a la sazón esposa del médico ourensano Cristino Bravo Mateos. No queremos pasar por alto este hecho acontecido en la historia del "Padre Feijóo", por lo que pasamos a comentarlo, y también porque, infelizmente, está volviendo por España y Europa la presencia de grupos de ultraderecha, neo fascistas, neo nazis y franquistas, que son un gran peligro para la convivencia, la paz y las relaciones humanas positivas, donde la vida de las personas se debe considerar como sagrada y la violencia debe estar desterrada en todo lugar y en todo momento.

Godard, bajo el título de Yo te saludo, María ( Je vous salue, Marie), realizó en 1984 una película muy interesante, pero también muy polémica, porque en ella María es una joven normal que juega al baloncesto y que ayuda a su padre en una gasolinera. Un día María descubre que está embarazada, a pesar de no haberse acostado con ningún hombre, ni siquiera con su novio José, un taxista que no puede creerse que pueda tener un hijo siendo su novia virgen. Por esto pasó a ser uno de los films más polémicos del cine europeo de todos los tiempos, por su libre y moderna interpretación del embarazo de la Virgen María. El Papa Juan Pablo II la condenó duramente de forma pública, y a su director Jean-Luc Godard le tiraron una tarta a la cara en el Festival de Cannes.

Compartir el artículo

stats